El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 22°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 22°C

Blanqueo: extienden el “bono mágico”

07-03-2017
Compartir

Con un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), el Gobierno extendió hasta fin de mes el plazo para adquirir el bono a 7 años -conocido como “bono mágico”- para quienes adhieran al blanqueo.

El DNU 139/2017, publicado ayer en el Boletín Oficial, modifica el apartado 2 del inciso “a” del artículo 42° de la Ley 27.260 de “Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados”. Así, se lleva al límite para comprar el Bonar 2023 hasta el 31 de marzo, cuando la fecha original de suscripción terminaba el 31 de diciembre.

El decreto justifica la ampliación del plazo en que luego del 31 de diciembre “numerosos contribuyentes han formulado solicitudes para acceder al (...) Sinceramiento Fiscal a través de la adquisición de 'Bonos de la República Argentina en dólares estadounidenses vencimiento 2023 (Bonar 2023)', lo que no ha sido posible a tenor de la fecha de vencimiento prevista”, afirma el DNU en sus considerandos. Además, según el decreto, la emisión del título “no ha sido totalmente colocada”.

Por esta mayor demanda, el Ejecutivo consideró conveniente modificar la fecha original “teniendo en cuenta las solicitudes formuladas y la disponibilidad de los bonos emitidos por parte del Estado nacional”, a efectos de que los títulos públicos ya emitidos “puedan ser adquiridos por los contribuyentes que así lo deseen, así como también ampliar su emisión si fuera necesario”.

En ese sentido, el ministro de Finanzas, Luis “Toto” Caputo, aseguró que se decidió “prorrogar el plazo por el pedido de muchas de personas que quisieron entrar al sinceramiento vía este bono (antes del 31/12) pero no pudieron hacerlo por problemas con algunos bancos o congestión en los sistemas informáticos”, dijo.

La Ley de Reparación Histórica, que incluye el Régimen de Sinceramiento Fiscal, permitía entre sus opciones la adquisición del “bono mágico” por la tercera parte del capital exteriorizado. Es decir, explicó la AFIP, que “quienes adquieran este bono deberán suscribirlo por el equivalente a un tercio del monto total (a exteriorizar): de este modo, en el caso de sincerar bienes y tenencias por $ 3 millones, el ciudadano debería suscribir $ 1 millón en Bonar 2023”.

Críticas

El tributarista Iván Sasovsky, aseguró a El Economista no entender porque el “bono mágico” fue reabierto, ya que “fue la alternativa de pago menos exitosa” del blanqueo: es decir, no tuvo “un boom de demanda” que “justifique” la prórroga.

Sin embargo, algunos especialistas aseguran que la intención del Gobierno en “relanzar” el título es que aporta directamente al fisco: el impuesto especial va a la “Reparación Histórica a jubilados”, pero la suscripción va directo al Estado.

Por otra parte, varios tributaristas destacaron que el texto de la prorroga debería haberse publicado el 2 de enero, el primer día hábil después del vencimiento de la suscripción del bono. Y Sasosky sostuvo que la decisión oficial puede perjudicar a quienes utilizaron otra modalidad de pago este mes, ya que el bono no pudo suscribirse durante 2017.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés