Atrasadas y adelantadas en una meseta de 20 meses

Con mínimos volúmenes operados, la Bolsa de Buenos Aires viene cayendo desde hace casi dos años. Sin embargo, muchos precios ya son relativamente baratos. Hay empresas que subieron fuerte últimamente pero una docena de compañías ha quedado con precios de ocasión.

23-05-2016
Compartir

por Luis Varela

Los últimos noventa días no han sido buenos para los que se animaron a invertir en acciones, sobre todo en la Bolsa porteña.

En general hubo un resultado bastante pobre en casi todos los mercados. Entre marzo y lo que va de mayo Wall Street logró mejorar 2% (de la mano de la mayor actividad económica en EE.UU.) y San Pablo pudo subir 1,3% (gracias a la salida de Dilma y su proyecto), pero Frankfurt avanzó 0,9%, México apenas subió 0,7%, Madrid bajó 0,5%, Tokio perdió 1,6% y la Bolsa de Buenos Aires retrocedió 4,6%.

La realidad local

¿Qué está pasando con la Bolsa de Argentina? En términos generales se puede decir que el índice MerVal de papeles líderes se mantiene en una seca meseta de precios desde hace veinte meses.

Entre septiembre de 2012 y setiembre de 2014 el índice MerVal de papeles líderes subió 420% en pesos y 130% en dólares. Pero desde septiembre de 2014 a esta parte la variación fue prácticamente del 0% en pesos y del 0% en dólares, con gran deterioro real por la inflación.

O sea, el mercado bursátil argentino tuvo una suba explosiva inicial mientras el kirchnerismo repartía tortas en la fiesta del consumo y luego hubo un fuerte retroceso posterior cuando los panes se acabaron: el MerVal estuvo quieto desde setiembre de 2014, al tiempo que la inflación desde ese momento fue de casi 50%, por lo que deterioro del valor de los papeles privados ha sido últimamente notable.

¿Qué quiere decir esto? Que el precio de las empresas argentinas está otra vez con valores bajos. Así y todo, nadie compra, los volúmenes operados son inexistentes. Pero algunas compañías tienen precio tan ridículo que también hay resistencia a vender.

¿Por qué se da esta situación? Hay muchos temores: Primero, la gobernabilidad de Macri. Segundo, las cuentas de Macri, y la posibilidad de que venda las acciones que heredó la Anses de las AFJP. Allí hay un Fondo de Garantía de Sustentabilidad con un capital enorme, y el 11,6% de ese fondo está integrado por acciones que cotizan en Bolsa.

Si se diera esa venta, sin lugar a dudas hundiría todavía más a los papeles privados. Frente a esta posibilidad, el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, negó que, para hacerse del dinero necesario para pagar las sentencias a favor de jubilados, ese organismo esté pensando en vender las acciones de empresas privadas.

El funcionario de la Anses señaló que “en principio, vamos a tratar de no vender las acciones. Lo que sí queremos es utilizar el flujo que genera el fondo. Este fondo genera una utilidad mes a mes y la idea es utilizar el fondo, que se usó para diferentes cosas, pero no para los jubilados, para pagar los juicios. Al menos en 2016 y 2017 no tenemos planes de vender las acciones”.

Eso por supuesto significa una espada de Damócles para varios papeles. Y debe tenerse en cuenta que hay quince empresas en las cuales la Anses tiene más del 20% del capital social de esas compañías. Esas empresas son Banco Macro, San Miguel, Gas Natural BAN, Consultatio, Edenor, Distribuidora de Gas Cuyana, Siderar, Telecom, TGS, Pampa Energía, Grupo Concesionario del Oeste, Mirgor, Importadora y Exportadora de la Patagonia y Grupo Financiero Galicia.

Empresas para mirar

Obviamente, todas estas cuestiones espantan a los inversores. Para peor, acaban de entrar balances trimestrales en general decepcionantes. En enero- marzo de este año una empresa promedio de la Bolsa porteña ganó apenas US$ 13,5 millones, 43% menos que los 23,7 millones obtenidos en enero marzo del 2015.

Frente a esta situación, los inversores que en algún rincón del bolsillo tienen alguna amistad con el riesgo deben recordar que muchas fortunas se hicieron siguiendo una máxima bursátil que dice “compré cuando todos vendían”.

Ahora bien, ¿Qué comprar? ¿Qué ha pasado con los precios últimamente? Se observó una enorme distorsión. En los ultimos doce meses hubo subas del 100 a 600% en Mirgor, Autopista del Sol, Agrometal, Grupo Oeste, Bodegas Esmeralda, Caputo, Fiplasto, Celulosa, Molinos Río, Dycasa, Semino, Mercado de Valores, Grimoldi y Gas Natural.

Y, como contraposición, hubo varios papeles que tuvieron bajas del precio en el último año, algunas de hasta el 20%. En este grupo se destacan Petrobras Argentina, Colorín, Telefónica, YPF, Indupa, Petrobras Brasil, Siderar, Comercial del Plata, Irsa y Cresud.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés