El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 19°C

Shell, Total y Pluspetrol ganan lugar en Vaca Muerta

El gobierno de Neuquén aprobará este viernes la división de un bloque del yacimiento, que pasará a ser operado por las privadas. La provincial GyP cederá posiciones.

06-10-2016
Compartir

El mapa de Vaca Muerta comenzará a cambiar a partir de este viernes, cuando el gobierno de Neuquén confirme la subdivisión de Coirón Amargo, uno de los bloques más importantes del yacimiento, con una superficie de 405 km2, pero todavía con poca actividad. El decreto ya está escrito y saldrá publicado mañana en el Boletín Oficial de la provincia patagónica, según confirmaron a El Economista fuentes de una de las petroleras involucradas en el cambio. A partir de los cambios, las privadas Shell, Total y Pluspetrol ganaránlugarenelyacimientoestrella de los no convencionales, mientras que la provincial Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) se replegará.

Actualmente, el área está en manos de una UTE formada entre GyP, la canadiense Madalena Austral, la petrolera nacional Roch ?que conduce Ricardo Chacra? y APCO, desde 2014 en manos de Pluspetrol.

En cambio, a partir de los cambios, el área se deslindará en tres bloques distintos: Coirón Amargo Norte (CAN), Coirón Amargo Sur Oeste (CASO) y Coirón Amargo Sur Este (CASE), según anunció el gobierno provincial que conduce Omar Gutiérrez a través de un comunicado.

El primero de ellos, Coirón Amargo Norte, continuará en manos de esa misma unión, repartida en 10% de GyP, 35% de Madalena Austral y el 55% de APCO, de Pluspetrol, que se convertirá en operadora del yacimiento.

Asimismo, para los dos bloques restantes que serán creados, se harán dos nuevas uniones empresariales. La primera, para el área Coirón Amargo Sur Oeste, estará integrada por GyP en 10% y APCO en 45%, a la que se sumará O&G Developmentes Ltd. S.A., subsidiaria de Shell, como operadora con el 45%. Mientras tanto, en Coirón Amargo Sur Este, la nueva UTE que ostentará la concesión estará conformada por GyP en 10% y Madalena Austral, como operadora con el restante 90%.

De este modo, al sumarse como operadora de CASO, Shell aumentará su participación en Vaca Muerta, donde ya está presente a través de las concesiones que consiguió en 2015 para explotar las áreas de Sierras Blancas y Cruz de Lorena, próximos a Coirón Amargo Sur Oeste. En ese sentido, según anunció el gobierno neuquino, el pozo será conectado y puesto en producción a la planta de facilidades de producción temprana que Shell pondrá en funciones antes de fin de año, según anunció el ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Nicola, el martes, durante una visita al área. Según señaló en esa oportunidad, la operadora está por terminar el montaje de infraestructura de servicio para poner los pozos en producción, lo que demanda una inversión en torno a los US$ 252 M y permitirá una capacidad de procesamiento en la planta de hasta 10.000 barriles de petróleo crudo por día cuando esté completamente operativa y cerca de 2.500 barriles por día de petróleo a la producción de la Cuenca Neuquina ya “hacia fin de año”.

Con estas inversiones y su incorporación a la nueva UTE de Coirón, Shell dio una nueva muestra del interés en la producción de no convencionales en Vaca Muerta, hacia donde está reorientando su presencia en el país. Actualmente, Argentina es el único país donde la angloholandesa tiene desarrollo de shale en América, junto a Estados Unidos y Canadá, donde sus áreas de producción están más avanzadas. En ese sentido, la petrolera incursionaría más fuerte en Vaca Muerta recién a partir de 2022, cuando haya concluido la etapa piloto.

“En Vaca Muerta tenemos participación como operadores de tres bloques: Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Águila Mora. Para los dos primeros, se otorgó la concesión de explotación por 35 años y nuestro compromiso es invertir US$ 250 M en los próximos cinco años en la fase de plan piloto. Uno de los primeros pasos de ese plan es la planta de procesamiento y más pozos exploratorios en años venideros. Aún falta para el pleno desarrollo de ambas áreas, pero estamos dando los pasos necesarios para terminar de conocer la roca y llegar a un diseño de pozo optimizado para obtener los mejores rendimientos a largo plazo”, explicaba el CEO de Shell Argentina, Teófilo Lacroze, en una entrevista a El Economista en marzo.

Mientras tanto, Pluspetrol celebró su asociación con Shell en el área CASO a través de APCO y el incremento de 10% su participación en Coirón Amargo Norte (CAN) hasta aumentarla a 55%, lo que la vuelve operadora del área. “Los acuerdos alcanzados son una nueva señal del compromiso de Pluspetrol para el desarrollo de los yacimientos no convencionales en Argentina”, destacó a través de un comunicado. “Asociarnos con Shell representa una gran oportunidad para desarrollar un área con alto potencial geológico como lo es el nuevo bloque Coirón Amargo Sur Oeste, en Neuquén”, aseguró el gerente general de la empresa en Argentina, Germán Macchi.

Rincón de la Ceniza y La Escalonada

Por otra parte, tanto Shell como Total sumarán participación en las áreas La Escalonada y Rincón de la Ceniza que hoy está en manos de GyP. La petrolera provincial cederá 2,5% de su participación a Total Austral, por la que la filial de la francesa Total pagará US$ 5 M, y 1,25% para cada una de las firmas O&G Developments y Shell CAPSA (ambas de la petrolera angloholandesa), también por otros US$ 5 M. De esta manera, la empresa provincial creada en 2008 pasará de su actual 15% a 10%, mientras que Total tendrá 45%, O&G sumará 22.5% y Shell CAPSA, el restante 22.5%. Allí también construirá Shell una planta de procesamiento para recibir el hidrocarburo que proviene de los pozos en los bloques.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés