El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Cayó la producción de petróleo en agosto

La producción de petróleo mantuvo su tendencia descendente de los últimos tiempos y bajó 7,7% entre enero y agosto

10-10-2017
Compartir

La producción de petróleo mantuvo su tendencia descendente de los últimos tiempos y bajó 7,7% entre enero y agosto, frente al mismo período del año pasado, mientras la extracción gasífera redujo el ritmo de su caída por los mejores rendimientos en Vaca Muerta, aunque no evitó disminuir 1% en la comparación interanual.

La estadística difundida por el Ministerio de Energía y Minería mostró el peor nivel en treinta y seis años para la producción petrolera, que acumuló 18,3 millones de metros cúbicos, frente a los 19,9 millones de enero-agosto del año pasado.

El dato coyuntural de agosto resultó ligeramente más favorable, ya que exhibió un descenso de 6% frente a doce meses atrás, lo que podría estar mostrando el inicio de una eventual recuperación productiva.

Con todo, los 2,3 millones de metros cúbicos de petróleo producidos ese mes se ubicaron muy lejos de los 2,5 millones de igual período de 2016 y volúmenes muy superiores en los años anteriores.

Hasta agosto el retroceso en la extracción de crudo afectó a casi la totalidad del medio centenar de compañías que operan en la actividad (otras once firmas no produjeron y una decena aportó volúmenes ínfimos).

Las dos empresas líderes del negocio -YPF y Pan American Energy- morigeraron la baja general, ya que su producción descendió menos que la del promedio del sector.

Los analistas y operadores del sector adjudican en parte la caída en la producción de hidrocarburos a los bajos precios, a medida que se acerca el fin del reconocimiento de un mayor precio por el “barril criollo”, frente a los valores internacionales,

Fenómenos climáticos

Las otras razones mencionadas en el informe oficial señalan a los fenómenos climáticos, como los que afectaron meses atrás a Comodoro Rivadavia, y a los conflictos sindicales en alguna medida retroalimentados por los despidos de las compañías, ante la retracción de la actividad, la menor perforación de pozos y el freno a la recuperación secundaria.

En cuanto a la producción de gas, la estadística oficial para los primeros ocho meses del año muestra una ligera baja, desde 30 hasta 29,6 millones de metros cúbicos.

El creciente aporte de los recursos no convencionales de la formación neuquina (shale gas) determinó, de todos modos, que en agosto la caída se redujera a  0,8% en la comparación interanual  contra  doce meses atrás.

Los datos de agosto vuelven a estar en línea con los de julio difundidos ayer por El Economista, según un relevamiento del Instituto Argentino de Energía (IAE), aunque con una caída un poco más suave. El mes pasado la producción de petróleo en todas las cuencas del país “incrementó la velocidad de deterioro” en el acumulado anual a un ritmo del 6,7%, por lo que advirtió que se mantiene la tendencia de “algo más de 19 años que cada vez se hace más pronunciada”.

En su reporte mensual sobre tendencias del sector energético, el Instituto que preside el ex secretario de Energía, Jorge Lapeña, precisó que la producción de crudo tuvo en julio una “importante disminución” que alcanzó el 7,5% interanual con 2,3 millones de metros cúbicos producidos en el mes.

Pero, adicionalmente, el IAE alertó que “la producción acumulada de petróleo continúa incrementando la tasa a la que cae”, es decir que aumenta la velocidad de deterioro en la misma a un ritmo del 6,7% en el cálculo acumulado para el último año móvil de junio 2016 a julio 2017.

“Esto implica que la tasa a la que está cayendo la producción acumulada no sólo se mantiene en niveles muy altos sino que también se está acelerado y no muestra signo de reversión alguna”, alertó el informe mensual.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés