El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Argentina importará más de US$ 10.000 M de gas

Así lo reveló Enarsa, que a partir de ahora hará públicas todas sus compras de energía al exterior.

14-06-2016
Compartir

Argentina habrá importado gas por US$ 10.354 M en el período que va del 10 de enero al 25 de agosto de este año, según reveló la empresa estatal Enarsa, que anunció ayer el inicio de una “fase de transparencia informativa” en sus compras al extranjero.

De acuerdo a los primeros detalles divulgados por la empresa, en instalaciones del puerto de Campana se recibirá, hasta el 25 agosto un volumen de 2.026,93 millones de BTU, por un valor de US$ 5.425 M. En tanto, a través del puerto de Bahía Blanca, los ingresos sumarán 1.760,58 millones de BTU por un valor de US$ 4.929 M, por lo que a través de ambas instalaciones portuarias las compras de gas hasta el próximo 25 de agosto sumarán US$ 10.354 M.

“En junio serán doce los barcos que proveerán de GNL (gas natural licuado de petróleo) a través de los puertos de Escobar y Bahía Blanca”, informó Enarsa, según Télam.

El país se ve obligado a importar gas para hacer frente a una demanda que se ubica por encima de los niveles de oferta local del combustible, especialmente en momentos de temperaturas bajas. En la última semana, el Ministerio de Energía y Minería recortó el suministro a las industrias para garantizar el abastecimiento de los usuarios residenciales. No obstante, ayer, según el gobernador chubutense Mario Das Neves, el suministro ya había empezado a regularizarse.

Las importaciones, según difundió Enarsa, provinieron de nueve orígenes en noventa compras diferentes a precios que oscilan desde mínimos de US$ 4,18 por millón de BTU y máximos de US$ 6,74 por millón de BTU. Para una única operación, según la empresa estatal, se pagaron US$ 12,59 por millón de BTU.

Por la compra de gas de Chile, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, se encuentra actualmente imputado, tras una denuncia de los diputados del FpV, Martín Doñate y Rodolfo Tailhade. Los legisladores lo acusan de haberse “beneficiado directamente con el aumento de gas, al cumplir un doble rol como funcionario público y accionista de Shell S.A.” y de haber decidido importar gas de Chile en lugar de Bolivia, lo que habría puesto “en situación de privilegio a la empresa Shell, que es dueña de BG (British Gas, adquirida el año pasado por Royal Dutch Shell), la mayor proveedora de gas del vecino país trasandino”.

En cambio, entrevistado por El Economista, el presidente de Enarsa, Hugo Balboa, justificó a principios del mes pasado la operación. Según su argumento, existía “una restricción de parte de Bolivia” y una limitación de capacidad de las terminales de Escobar y Bahía Blanca, por las cuales el Gobierno debía optar entre importar gas-oil a un costo de US$ 319 M o importar de Chile a US$ 272,6 M, lo que representaría “un ahorro para el Estado de US$ 46,3 M”, según Balboa.

Entre los oferentes contratados como proveedores figuran Gas Natural Aprovisionamiento (GNA), Trafigura, Petrobras, Gazprom, Shell, British Petroleum (BP), Statoil, Glencore, Koch y Vitol. Entre los países orígenes se encuentran Trinidad y Tobago; Noruega; Qatar; Nigeria; Australia; Guinea Ecuatorial, Estados Unidos, Bélgica, entre otros.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés