Vidal solicitó fondos a través de una carta

En un mensaje enviado al Congreso de la Nación pidió que se reactualice el Fondo de Reparación Histórica del Conurbano.

18-05-2016
Compartir

La carta llevó la firma de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, con un destinatario también muy preciso: el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó. Ambos dirigentes de peso del PRO en Cambiemos. “La provincia de Buenos Aires presenta una difícil situación económica y fiscal, a lo que se agrega una discriminación de fondos que le corresponden desde hace años y que no se perciben”, se lee en el texto en cuestión, cuya copia se envió ayer por la tarde al resto de los diputados bonaerense, en el Congreso Nacional.

Pretensión

El objetivo de Vidal parece claro: poner en discusión los recursos que recibe el distrito que gobierna en relación a los que aporta, en el contexto de negociaciones del Ejecutivo Nacional con las provincias por la devolución del 15% por coparticipación, y “descongelar” el famoso Fondo de Reparación Histórica del Conurbano como compensación. “Estos fondos que no se percibieron significan escuelas, hospitales, rutas, agua potable, cloacas, obras hídricas, que la provincia no tuvo ni tiene. Los ciudadanos de la provincia no pueden seguir esperando”, agregó Vidal en el texto. “La provincia tiene que recuperar los fondos que perdió. Mi obligación es defender esos fondos y hacer todo lo posible para recuperarlos”, dijo hace unas semanas la misma gobernadora, en ese sentido.

Esta petición estuvo presente desde los momentos iniciales de la gestión de Vidal. En una de sus primeras entrevistas como gobernadora, ya había dejada en claro el tema: “La provincia aporta el 35% del producto bruto, y recibe menos del 18% de los recursos coparticipables”, le dijo en diciembre pasado a La Nación. La pertenencia al mismo partido de gobierno a nivel nacional y la pronta coalición de acuerdos que pudo establecer con sectores opositores (el Frente Renovador, en especial) marcan los tiempos de la petición. Pero sigue presente.

Objetivos

Según pudo saber El Economista, el Ejecutivo provincial pretende extender ese 18% hasta hacerlo llegar al 21%, porcentaje que se considera el piso necesario para que cierren las cuestas públicas bonaerenses. La cuestión, como siempre, es de dónde transferir esos recursos. La situación fiscal del resto de las provincias, más beneficiadas o no en la relación generación de recursos e ingresos coparticipables, no permite hacer muchas cuentas. Tampoco lo permitiría la ecuación política, en un Congreso donde la provincia también está subrepresentada. De ahí, la reaparición del llamado Fondo del Conurbano como opción. “No podemos seguir sosteniendo una situación de inequidad”, sostiene el texto en uno de sus puntos.

Este instrumento fue creado por ley en 1992 y formó parte de las exigencias de Eduardo Duhalde al entonces presidente Carlos Menem para aceptar la candidatura a gobernador, un año antes. Está formado por 600 millones de pesos al año. Esos fondos, luego del fin de la Convertibilidad, quedaron devaluados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés