El Economista - 70 años
Versión digital

mie 10 Ago

BUE 10°C
Versión digital

mie 10 Ago

BUE 10°C

Trump bajó el tono de sus críticas para evitar un miércoles negro

26-12-2018
Compartir

Donald Trump moderó sus críticas a la Reserva Federal. Se limitó a decir que “había subido las tasas demasiado rápido” pero, aclaró, “esa es solo mí opinión” y dio a entender que confía en que cambiará su estrategia. Un día atrás, había dicho, en Twitter, que la entidad era como un golfista que no sabía puttear en el green por falta de tacto.

También elogió firmemente al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, que había recibido muchas críticas. Trump procuró llevara tranquilidad para que hoy los mercados abran en un mejor clima. Ayer el índice Nikkei mostró un preocupante retroceso de 5% que puede extenderse a otros mercados.

Luego de haber terminado su peor semana desde 2008, Wall Street tuvo una caída severa en la acotada jornada del lunes 24. El Dow retrocedió 2,9% y el S&P acumula una baja de 19% desde el 20 de septiembre. La intervención de Mnuchin, que relató que había hablado con los principales bancos del país y que le habían asegurado que mantenían intacta su capacidad de prestar, lejos de calmar a los mercados, parece haber producido el efecto contrario ya que generó preocupación.

Los mercados bursátiles están castigados en un momento en el que los indicadores de la economía estadunidense son positivos. El PIB crecerá 3% en 2018, la inflación está controlada, la consumo se muestra sólido y la tasa de desempleo se ubica en 3,7%, el nivel más bajo en cincuenta años.

En ese contexto, muchos analistas empiezan a mirar en dirección a la Casa Blanca para encontrarle una explicación al desbarranque de las cotizaciones. El cierre de una parte del Gobierno por la falta de acuerdo entre Trump y el Congreso por el financiamiento del muro en la frontera con México, es un punto de alarma. También lo es el enfrentamiento de Trump con Jerome Powell que incluyó el trascendido de que estaba analizando su desplazamiento. Trump considera que es un error que la Reserva Federal suba las tasas de interés en un momento en el que la inflación no lo justifica, el dólar está firme y otras economías están en dificultades. Tiempo atrás, Trump dijo que la Fed “se había vuelto loca” y el lunes afirmó que “es el único problema que tiene la economía”. Sin embargo, el martes, utilizó un tono más conciliador.

Como telón de fondo, están las negociaciones comerciales con China en el marco de la tregua acordada en Buenos Aires, que vence el 11 de marzo. Pekín ha hecho algunas concesiones pero los temas en disputa son complejos y de larga data. Por ende, no son de fácil solución.

El contexto global tampoco ayuda porque tanto Europa como China están mostrando signos de desaceleración que terminarán impactando en Estados Unidos, que según las proyecciones de la Fed, crecería sólo el 2,3% en 2019.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés