El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Tensión en Misiones por la crisis yerbatera

16-03-2017
Compartir

Aunque habían anunciado una protesta para hoy, los productores de yerba mate de Misiones se adelantaron y ayer tomaron por la fuerza las oficinas del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), en Posadas, en medio de un clima de fuerte tensión con presencia policial, que terminó con disturbios y heridos.

Todo se inició alrededor de las diez de la mañana, cuando un grupo de colonos se dirigió al lugar con la intención de mantener una reunión con los dirigentes del organismo, a quienes le exigieron la renuncia ante la falta de respuestas por los reclamos vinculados al precio de la materia prima y a la falta de pagos en efectivo. Lo cierto es que la situación fue empeorando con el pasar de las horas, con empleados retenidos y efectivos lastimados, y siguió con amenazas por parte de los productores luego de que el presidente del INYM, Alberto Ré, pidiera el desalojo del edificio para sentarse a dialogar. Paralelamente, un centenar de trabajadores del sector bloquearon las calles del microcentro posadeño y en la ruta nacional 12 hubo cortes intermitentes.

“No nos vamos a ir de acá hasta reunirnos con toda la cúpula del instituto, porque el INYM es nuestro, se conformó a pedido nuestro para defender a los pequeños productores y ahora nos quieren cerrar las puertas”, expresaron. “Ya no nos sentimos representados por estos directivos, porque conocen bien nuestra problemática y siguen estudiando las soluciones en forma indefinida”, dijeron desde la Asociación de Productores Zona Norte, al tiempo que negaron que haya habido violencia durante la manifestación. “Nunca empleamos la fuerza, la toma fue pacífica. Hubo un forcejeo con la policía al principio pero después nos entendimos: no queremos dañar las instalaciones del instituto porque forma parte de nuestro patrimonio”, aclararon.

El conflicto

Aunque no es nueva, la crisis del sector yerbatero se acentuó en los últimos meses con la producción récord de hoja verde. Los precios se deprimieron y los productores salieron a reclamar medidas urgentes, tales como aumentos para el sector primario o la disminución de la presencia de palo en el producto final. El conflicto tocó su punto máximo el dos de marzo pasado, cuando se regalaron paquetes de yerba en Plaza de Mayo con el objetivo de que el presidente Macri recibiera al sector, lo que se concretó.

Sin embargo, los pagos de los que se encarga INYM se retrasaron y a eso se sumó que el Gobierno Nacional comunicó que los $ 1.500 millones que había prometido para financiar la cosecha no les corresponden en su totalidad al sector, sino que se repartirán entre catorce economías regionales.

“Pedimos la presencia del gobernador Passalacqua para que se destrabe este asunto”, lanzaron los productores, y recordaron que el mandatario “dijo que el kilo de hoja verde tiene que costar US$ 0,50 ($ 8), pero en San Pedro pagan $ 2,80 y con cheques a 180 días, lo cual es una vergüenza”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés