El Economista - 70 años
Versión digital

jue 18 Ago

BUE 8°C
Versión digital

jue 18 Ago

BUE 8°C

Supermercados tuvieron en octubre la mayor caída de 2018: -10%

21-12-2018
Compartir

El consumo masivo está en caída libre. Mes a mes, supermercados, mayoristas y shoppings ven caer sus ventas. Aunque lo peor de la recesión parece haber quedado atrás, el alivio todavía no llega. En octubre, los supermercados sufrieron su mayor caída en el año, según datos difundidos ayer por el Indec. A precios constantes, sus ventas bajaron 10%. Los mayoristas tuvieron una reducción de 8,5% en sus ventas, también a precios constantes. Y por último, los centros de compras presenciaron la mayor reducción de todas: sus ventas bajaron 18,6%. El impacto en el poder adquisitivo que tuvieron el aumento del dólar y la aceleración de la inflación son las principales razones.

“En septiembre y octubre hubo un acumulado de inflación de 12% en dos meses, con una pérdida del poder adquisitivo de 10,1% en el sector privado. Sus efectos se van a extender hasta noviembre. También hubo una restricción de crédito, por el endeudamiento de las familias. Eso generó que el consumo masivo en volumen vaya cayendo en todos los rubros. Lo único que creció fueron las bebidas con alcohol, los snacks de dieta y desayuno”, explica Damián di Pace, director de Focus Market.

Aunque la caída de los mayoristas fue menor que la de los supermercados, el dato es alarmante, porque implica un cambio de tendencia.

“Es preocupante la caída en los mayoristas. Lo que veíamos el año pasado y a comienzos de este, es que había un desplazamiento del consumo a segundas o terceras marcas en los mayoristas. El consumo que se reducía en un lado, aumentaba por el otro. Pero ahora hay caída en los dos canales de consumo. No es algo alentador. Muestra la profundización de la caída del consumo”, dice Di Pace.

Los sectores más afectados fueron los electrodomésticos y electrónicos. Y los shoppings perdieron contra los negocios de calles y avenidas. “Los shoppings son los que más se resienten frente a la pérdida de poder adquisitivo en la economía. En los shoppings hay altos costos, y niveles de marca de primera. Tienen mayores costos en seguridad, alquiler y servicios. Hay datos de la CAME que muestran que las ventas de comercios tradicionales en calles y avenidas cayeron solo 9,8% octubre. Ahí hay un traslado de consumo”, finaliza Di Pace.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés