El Economista - 73 años
Versión digital

sab 13 Jul

BUE 6°C

Sturzenegger no se baja de las metas y redobla la apuesta

En la presentación del IPOM sostuvo que las metas son alcanzables y planteó una para las reservas

19 abril de 2017

Todas sus palabras despertarán centenares de nuevas discusiones pero algo no se puede negar: ayer, durante la presentación del Informe de Política Monetaria (IPOM) de abril, el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, recogió el guante y dio la visión oficial ante cada una de las polémicas que se despertaron en los últimos días a partir de sus decisiones de política monetaria. Aseguró que las metas son cumplibles, a pesar de que se aceleró el IPC GBA y que la núcleo no cede, afirmó que el BCRA va a por una meta de reservas del 15% del PIB, lo que podría afectar al carry trade, y sostuvo, como siempre, que la desinflación es reactivante y que el primer trimestre al BCRA le da una expansión del PIB de 0,7%.

Recoge guantes Algo que demuestra Sturzenegger en cada conferencia que brinda es que lee los diarios, que está al tanto de lo que ocurre en Twitter, que se hace cargo y sale a responder. Luego, sus respuestas generan tanto elogios como indignaciones. Ayer se refirió en primer lugar al estado actual de la lucha inflacionaria.

Al respecto, afirmó que las metas son cumplibles: “¿Se cumple el 12-17%? ¿Es una causa perdida? Por supuesto cuando uno dice esa meta no es que se sienta a esperar a ver qué pasa, sino que toma las decisiones que tiene que tomar para que sea 12-17%. Vimos que la núcleo no nos bajaba lo que nos tiene que bajar y si esa trayectoria sigue no estamos en lo que se necesita para cumplir la meta. Por eso tomamos una decisión la semana pasada. Tenemos margen todavía”.

Y abrió la primera polémica de la tarde. Buscó darle credibilidad a la meta de 12-17%: “El año pasado pusimos una meta de 1,5% para el último trimestre, se tomaron decisiones concordantes y se logró cumplirla. La meta de 12-17% es cumplible”. Pero sus palabras estaban contradiciendo un dato que él mismo había mostrado minutos antes en un gráfico: la inflación promedio del cuarto trimestre del 2016 dio 1,7% (octubre 2,4%, noviembre 1,6% y diciembre 1,2%), por encima de esa meta que se había planteado. Así que el primer antecedente de credibilidad es negativo.

Núcleo inflexible

De cualquier forma, admitió: “El 1,7% trimestral de la núcleo no alcanza para las metas que tenemos de acá al 2019”. Y argumentó que por eso la tasa estaba subiendo. Y reconoció: “Habíamos dicho en febrero que íbamos a enfrentar tres meses delicados. Tratamos de no hacer mucho escándalo porque pensamos que el proceso converge y de hecho no compromete la meta del año. Pero tener conciencia de que porque había un aumento de precios regulados febrero marzo y abril iban a dar números un poquito más altos. Quizás sí no esperábamos tanto el aumento de estacionales, que es mucho más pronunciado que el del cuarto trimestre”.

Hay que crecer Sturzenegger se hizo cargo también de las críticas que apuntan a que perseguir una meta tan ambiciosa afecta a la actividad y mostró, por un lado que según el BCRA el crecimiento del PIB del primer trimestre sería del 0,7%. Y por otro presentó una estadística que revisa todos los casos de desinflaciones a nivel mundial desde un IPC por encima del 30% hasta uno por debajo del 20%, durante los últimos cuarenta años. Y concluyó: “En 76 de ellos el PIB creció. Hubo sólo ocho episodios en los que esa baja de la inflación se vio acompañada de recesión”.

Palo en la rueda

Continuando con su política comunicacional de recoger todos los guantes posibles, el presidente del BCRA hizo declaraciones que ya rebotaron fuerte entre los analistas económicos y que afectan a una cuestión que no se deja de repetir, al menos desde que las tasas retomaron la suba y el atraso cambiario continuó su camino: la bicicleta financiera o carry trade.

Sturzenegger anunció que el BCRA buscará, sin plantearse plazos ni cronogramas, alcanzar un nivel de reservas que llegue al 15% del PIB. Es decir, que saldrá a comprar divisas. En concreto, dijo: “Sin una fecha particular ni cronograma, vamos a buscar el 15% de reservas sobre el PIB. Hemos comprado US$ 1.450 M por mes desde abril a esta parte. Aumentamos en el último año las reservas 4 puntos del PIB. Es un proceso que va a continuar, quizá un poquito más acelerado y eso es interesante como definición y es parte de decir 'Argentina intenta buscar una macro acorde a la de los países con grado de inversión'. El hecho de que las reservas hayan caído el lunes en US$ 4.122 M y no haya sido noticia es parte de esto”.

Las repercusiones llegaron enseguida a Twitter. El ex economista jefe de Analytica, Martín Polo, sostuvo: “Hoy la reservas me dan 8,6% del PIB. Si quiere llegar al 15% en un año (de acuerdo al escenario base) deberían subir a US$ 95.000 M. Mirá si salta el tipo de cambio. ¿Qué hacemos con la famosa 'bicicleta'? Eso se llama darle volatilidad. Para que no se confíen”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés