El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 14°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 14°C

¿Qué pasó con el PIB en la era kirchnerista?

El nuevo Indec presentó un informe que contradice los datos que había publicado el kirchnerismo.

30-06-2016
Compartir

por Mariano Cúparo Ortiz

El nuevo equipo directivo del Indec presentó ayer una revisión de la serie de progresiones del PIB desde el 2004 hasta el 2015 y dejó algunas novedades por demás interesantes. Según la nueva metodología, la economía durante la era kirchnerista registró tres períodos distintos con caída de la actividad: en el 2009, un fuerte traspié de 6%; en el 2012, un retroceso de 1% y en el 2014 uno de 2,5%.

En total, si se toma la década completa desde el 2004 hasta el 2014, se observa una diferencia que generará una amplia polémica y discusión entre los distintos sectores políticos: mientras la medición a cargo de la gestión kirchnerista sostenía que a lo largo de ese período el producto se había incrementado en 62,9%, el informe revisor de la gestión macrista plantea un crecimiento de casi 18 puntos porcentuales menos: 45,1%.

El informe fue presentado en conferencia de prensa por el director del Indec, Jorge Todesca; el director técnico, Fernando Cerro y la directora de Cuentas Nacionales, Marisa Wierny. Todesca sostuvo: “Los datos se alejan bastante de lo que en su momento se publicó, pero esto no es para polemizar sino para tener datos certeros”. Y agregó: “Tenemos la vocación de darle a Argentina y a quienes nos miran desde el exterior datos de la realidad. En este caso la herencia no fue sólo apartarse de la realidad sino también una incoherencia entre las distintas variables”.

Wierny, por su parte, explicó que las diferencias se explican por la utilización de una nueva metodología, que sería detallada y publicada en el futuro cercano. Algunas diferencias marcadas por la directora de Cuentas Nacionales entre las dos mediciones se basan en el uso de fuentes alternativas frente a la premisa de que los indicadores brindados por el Indec, según afirmó Todesca, “estaban viciados de nulidad”.  Por ejemplo, para los precios minoristas, ante la desconfianza que generan los relevamientos del Indec, se usaron los IPC de la CABA y otras provincias. Para los precios mayoristas se utilizó la Encuesta Nacional a Grandes Empresas. “Sobre todo recurrimos a la vieja metodología, que había pasado a estar en desuso, de medir a través de indicadores de volumen físico de la producción, a partir de los datos brindados por las distintas cámaras empresarias”. Cerro opinó que esa es la clave que explica los resultados disímiles: “A metodología distinta, resultados diferentes”.

¿Y la década ganada?

La mayor diferencia anual que se registró fue la del 2009: si bien en ese año se había publicado un crecimiento casi nulo, del 0,1%, ahora el nuevo dato indica una caída de 6%. En el 2010, por el contrario, se había informado un incremento menos al que salió a la luz ayer: era del 9,5% mientras que el informe actual sostiene que fue del 10,4%. En el 2011 se había señalado un crecimiento del 8,4% que el actual refuta y posiciona en 6,1%.  En el 2012 se afirmaba un incremento del 0,8% y ahora un traspié de 1,1%. En el 2013 los datos fueron similares: 2,9% contra 2,3%. Finalmente, en el 2014 se había publicado 0,5% y ahora, una retracción del 2,6%.

Cerro remarcó que a la luz de la nueva información se puede percibir claramente la inestabilidad en el crecimiento de los últimos años del kirchnerismo y resaltó que las subas finales sólo lograron poner al producto en niveles similares al 2011.  Al respecto, Martín Polo, economista jefe de Analytica, sostuvo: “El dato común entre el final del período anterior y el actual, a partir de los datos del primer trimestre, es la volatilidad en el crecimiento”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés