El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 22°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 22°C

Proyecciones sojeras 2012

Menos dólares para el Fisco.

05-12-2011
Compartir

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) pronostica que la Argentina cosechará 52 millones de toneladas de soja en la actual campaña.  De cumplirse, representaría un aumento cercano al 6% respecto a la última campaña, cuando se obtuvieron 48,9 millones de toneladas de la oleaginosa.

El área sembrada, según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, rondaría las 19 millones de hectáreas, apenas por encima de las 18,9 millones sembradas en 2010-11. Como el aumento de la producción supera el aumento del área sembrada, el rendimiento promedio será, también, superior al de la campaña precedente.

Otra de las variables importantes a la hora de analizar la cosecha sojera es, por supuesto, el precio.  A ese tema se aboca el úlitmo informe del Insitituo Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), conducido por el economista cordobés Nadin Argañaraz.  “La caída en los precios de la soja iniciada en el pasado mes de septiembre, durante el cual se acumuló una disminución mayor a los US$ 100 (-19%), ha continuado a lo largo de las semanas siguientes, con cierta recuperación a mediados de octubre pero corroborando la tendencia bajista desde inicios de noviembre. El mes de noviembre cerró finalmente con una reducción en el precio de la soja de un 7% aproximadamente, a un valor de US$ 415,7 la tonelada. Durante la semana del 21 al 25 de ese mes se marcaron nuevos mínimos para el año actual, con precios que no se registraban desde inicios de octubre de 2010 cuando se atravesaba una clara tendencia alcista. En particular, el pasado 25 de noviembre la cotización de la oleaginosa en Chicago fue la menor del año, cerrando a US$ 406,6 la tonelada. Tras ese mínimo, las cotizaciones mostraron leves recuperaciones los días subsiguientes, empujadas por los mercados financieros a partir de las novedades en la zona euro”, resume el informe.

Si como base de comparación se toma el valor récord de la oleaginosa durante este año (US$ 539,1 dólares por tonelada el 31 de agosto), se puede hablar de una caída en el precio de 123 dólares al 30 de noviembre (-23%), agrega.

¿Cuáles son las causas? La situación actual de crisis en los países europeos y la incertidumbre en torno al devenir de la economía global. “En los últimos meses ha sido muy fuerte el efecto que han tenido las señales de fortalecimiento del dólar frente a otras monedas y la caída en los mercados accionarios. Esto ha generado una ola de liquidaciones cuyos efectos se han hecho sentir en las cotizaciones, prevaleciendo por sobre los factores fundamentales del mercado (vinculados a la oferta y la demanda)”, explica el documento.

Valor de la cosecha

Si partiendo de los 52 millones de toneladas que se obtendrían, se toman los precios FOB oficiales, que durante los últimos días promediaron un valor de US$ 444, “se llega a que el valor bruto de la producción sojera 2011-12 alcanzaría unos 23.000 millones de dólares, siendo menor al de la campaña pasada en unos US$ 1.600 millones (caída del 6%). Por otro lado, si se observan los futuros del mercado de Chicago a mayo de 2012, época en la que ingresará la nueva cosecha de soja en nuestro país, se encuentran durante los días recientes cotizaciones promedio cercanas a los US$ 422 por tonelada. Valuando la cosecha a este precio, la misma rondaría los US$ 21.900 millones, unos 2.700 millones de dólares menos que en el pasado ciclo, lo que representaría una reducción cercana al 11%”.

En un escenario de menor producción (vale recordar que la USDA recordaba, a esta altura del año pasado, una cosecha de 52 millones que no se logró), la reducción podría ser de hasta US$ 4.000 millones.

Derechos de exportación

“Si el precio FOB por tonelada se mantiene en torno a los US$ 444, el valor de las exportaciones del complejo rondaría los 20.100 millones de dólares. Bajo esta situación, los derechos de exportación podrían ubicarse en torno a los 7.000 millones de dólares, disminuyendo en unos US$ 250 millones (alrededor de un 3%) respecto a la campaña pasada”, dice IARAF. En un escenario más pesimisita (valor FOB por tonelada de US$ 422, como muestran los futuros del mercado de Chicago a mayo de 2012) se perderían unos US$ 550 millones en derechos de exportación (-8% internual).

Claramente, estas previsiones representarían un desafío adicional para la economía argentina durante el próximo año, sobre todo bajo el contexto actual de gran volatilidad mundial, dados los efectos que un menor valor de la cosecha sojera tendría sobre los recursos del sector privado, el sector público nacional y los fiscos provinciales a través del Fondo Federal Solidario.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés