Prat-Gay necesita $452.500 M

“Las fuentes que utilice el Tesoro para financiarse serán definitorias”, sostiene un informe de Ecolatina

09-05-2016
Compartir

“El Gobierno deberá conseguir recursos por poco más de $ 452.500 millones en 2016, y las fuentes que utilice para financiarse serán definitorias”, advierte un informe de Ecolatina difundido el viernes. En rigor, la cifra se eleva a $ 590.140 millones (casi 8% del PIB) si se añaden al cómputo los servicios de deuda.El informe destaca, asimismo, “no habrá una mejora del resultado primario base caja respecto de 2015”. En números, “el déficit primario del sector público nacional, neto de utilidades del BCRA y rentas del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (Anses), será $ 358.174 millones”. Es lo que anunció el Ministerio de Hacienda y Finanzas cuando presentó su Programa Financiero 2016 hace algunos días.

El motivo, explican, es que “si bien se avanzó en el proceso de recorte de subsidios, ello no alcanza para compensar la quita/reducción de retenciones, el aumento del Mínimo no Imponible del Impuesto a las Ganancias, los incrementos de asignaciones familiares, bono y reducción del IVA a beneficiarios de la AUH y jubilados próximamente, entre otras medidas”.

Pesos y dólares

“Dado el excedente de los dólares obtenidos en la última emisión de deuda (US$ 7.200 millones si se descuentan los US$ 9.300 millones abonados a los holdouts) y el roll-over con organismos financieros internacionales (US$ 3.000 millones), se observa que el financiamiento en moneda extranjera (US$ 10.200 millones) ya cubre los compromisos netos en dólares del sector público nacional (US$ 9.326 millones)”, agregan.

Por lo tanto, “el principal desafío del Gobierno para 2016 es conseguir financiamiento para cerrar la brecha en pesos del sector público”. ¿Cuál será el mix elegido? Veamos.

“Si el Tesoro se inclina por colocar deuda en dólares para cubrir el déficit en pesos puede generar presiones sobre el frente cambiario (la mayor oferta de divisas aprecia el tipo de cambio), y/o por el lado monetario (si el BCRA decide comprar divisas para sostener el tipo de cambio, podría aumentar la cantidad de pesos en circulación). Si, por otro lado, emite deuda en pesos, el efecto crowding-out (desplazamiento del crédito privado) impactará sobre la actividad”, puntualiza el informe.

“El principal desafío del Gobierno para 2016 es conseguir financiamiento para cerrar la brecha en pesos del sector público”.

Cambia el mix

“La novedad que presenta el Programa Financiero 2016 que presentó Hacienda y Finanzas es que el Gobierno recurrirá en mayor medida a la deuda para cubrir el déficit, a diferencia de lo ocurrido en los últimos años cuando el Ejecutivo se valió principal mente de fuentes internas (el BCRA aportó reservas internacionales y transferencias al Tesoro) para financiar la brecha entre ingresos y gastos”, señalan. “Las fuentes que utilice para financiarse serán definitorias”, añaden.

El BCRA aportará 35% de las necesidades en pesos: $160.000 millones (monto similar al de 2015). Eso “representa una importante reducción respecto a los últimos años: en 2015 la asistencia del BCRA cubrió dos tercios de los compromisos del Tesoro, y entre 2012-2014, fue del 100%”. Pero, aritmética básica mediante, “la menor dominancia fiscal sin reducción del déficit eleva las necesidades de endeudamiento”. Veamos.

Si el Tesoro apela al endeudamiento en dólares, debería liquidar las divisas en el mercado cambiario para cancelar sus compromisos. El aumento de la oferta de dólares aumentaría la presión bajista sobre el tipo de cambio. Para evitar ello, el BCRA podría comprar el exceso de divisas y sostener la cotización del tipo de cambio, pero ello generaría presiones adicionales sobre el frente monetario: si la totalidad de los recursos que requiere el Tesoro se obtuviesen de la emisión de deuda en dólares, la tasa de expansión de la base monetaria podría superar el 50% anual, forzando al BCRA a realizar una fuerte esterilización”, señala el informe.El crecimiento proyectado de la base monetaria al cierre de 2016 es del 25% para la banda intermedia ($780.000 millones), anunció el titular del BCRA, Federico Sturzenegger. Por lo tanto, contabilizando la emisión resultante de la asistencia al Tesoro ($120.000 millones para lo que resta del año), el BCRA podrá emitir adicionalmente hasta $ 88.000 millones en los próximos meses, calcula Ecolatina.

Del Programa Financiero 2016 puede deducirse que el Tesoro colocará títulos públicos por lo menos por $165.000 millones para cerrar la brecha en moneda local (según nuestras estimaciones las necesidades son aún más elevadas). Si la totalidad de esta deuda se emite en dólares (US$ 11.200 millones), entonces el tipo de cambio podría sostener su tendencia hacia la apreciación. Si, en cambio, el BCRA decidiera intervenir en el mercado cambiario y a la vez alcanzar su previsión sobre la base monetaria, deberá esterilizar aproximadamente la mitad de dichos recursos, generando mayores presiones sobre las tasas de interés”, plantean.

El desafío sigue

“Sin embargo, apelar al endeudamiento para posponer el ajuste fiscal no significa evitarlo: los mercados de capitales no financian déficit elevados y persistentes por lo que en el mediano plazo será necesario llevar adelante una verdadera consolidación fiscal”, señalan. “Sustituir financiamiento vía emisión por deuda no es la panacea. Si bien ayuda a morigerar las presiones inflacionarias, puede reducir el crédito disponible para el sector privado (si se coloca deuda en pesos) o generar apreciación cambiaria (deuda en dólares)”, concluyen.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés