“Por algo tenemos casi la mitad de la población en negro”

02-01-2017
Compartir

El Gobierno anticipó que planea impulsar este año una reforma tributaria, que sume una reformulación más integral a las modificaciones realizadas durante el 2016 en el campo tributario. Según detalló el presidente Mauricio Macri, el plan es avanzar sobre Ingresos Brutos, el Impuesto al Cheque, el nivel del IVA y los aportes patronales, que serían modificados para reducir los costos laborales y fomentar el empleo en blanco.

“El impuesto al trabajo perjudica mucho y por algo tenemos casi la mitad de la población trabajando en negro”, dijo el Presidente al referirse al costo que implica tener un empleado registrado, que es de alrededor de 35% sobre el salario. Según el Indec, el 33,4% de los asalariados del país no están registrado, siendo uno de los números más rígidos y difíciles de bajar.

En este sentido, Macri sostuvo que buscarán “un sistema impositivo que favorezca más el desarrollo de nuevos empleos, en blanco”, sin dar precisiones sobre cuál podría sería la operativa. De todos modos, señaló que “hay muchas (otras) cosas para poner sobre la mesa”, teniendo en cuenta la necesidad de “reducir el déficit fiscal, que no es sostenible en el tiempo”.

La cartera laboral, que encabeza Jorge Triaca, también orientará sus esfuerzos este año a bajar el costo laboral para las empresas. Según los ejes delineados para el 2017, el Ministerio de Trabajo buscará reformular las indemnizaciones agravadas por trabajo no registrado. La intención es que el trabajador deje de cobrar las sanciones económicas (extras indemnizatorios) aplicadas al empleador por falta de registración del empleado, por inscripción tardía, por declaración de menor salario que el efectivamente pagado o por despido sin causa. Actualmente, para Triaca, esta herramienta funcionaría como un elemento de “especulación” para los trabajadores no registrados.

Otro de los items integrados en el plan se orienta a modificar los sistemas de pasantías educativas y laborales, ubicando por un período de entre 3 y 12 meses a los pasantes por fuera del marco laboral.

Opiniones

En el mini-Davos realizado en septiembre pasado, el pedido de los empresarios fue casi unánime e incluyó entre sus prioridades la reducción de los costos laborales. “Los recargos salariales, los impuestos y las cargas sociales hacen que, en ciertas zonas, nos sea muy difícil competir”, sostuvo Francis Mauger, director corporativo de Desarrollo de Carrefour, y habló por muchos de los inversores internacionales presentes.

De todos modos, reducir los costos patronales para incentivar el empleo registrado es una estrategia sobre la que hay opiniones encontradas.

“Si fuera cierto que el crecimiento del empleo está atado a los costos laborales el neoliberalismo en los '90 habría producido en la Argentina una explosión de empleo y lo que produjo fue una implosión, porque el empleo cayó numéricamente, pero además se derrumbó la calidad del empleo existente hasta entonces”, dijo a este diario la investigadora de políticas laborales Claudia Danani.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés