Polémica por el fin de la devolución del IVA

03-01-2017
Compartir

por Mariano Cúparo Ortiz

La gran discusión de ayer fue, sin dudas, el adiós a la devolución del 5% del IVA para compras con tarjeta de débito, medida tomada en 2001 para incentivar el consumo y la bancarización. En realidad tuvo poco de discusión ya que, aunque algunos analistas afirmaron que beneficiaría en términos de reducir el déficit fiscal, en general la visión sobre la noticia fue negativa. Llegó justo cuando el Gobierno implementó la devolución del IVA en servicios de hotelería a turistas extranjeros y justo cuando se anunció la reducción mensual de 0,5 puntos a las retenciones de soja y aceites de soja.

Debuta Dujovne

La devolución del IVA del 5% para compras con tarjeta de débito ya estaba pautada en el Presupuesto 2017 e implicaba un costo fiscal de $ 7.500 M. Por ese lado, por ejemplo, el economista de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) Juan José Cruces afirmó vía Twitter que esta medida permitía achicar el déficit fiscal. La decisión, entonces, se enmarcaría en el inicio de la gestión de Nicolás Dujovne al frente del Ministerio de Hacienda, al que llega con la tarea, tal como sostuvo la semana pasada el Presidente, Mauricio Macri, de continuar reduciendo el déficit fiscal y de esa forma las necesidades de financiamiento externo.

¿Y el consumo?

Contraria a esa visión de que la medida ayuda a achicar el déficit por el camino de la recaudación, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) sostuvo mediante un comunicado que “la medidadesincentiva las operaciones formales, en un contexto donde el aumento de la venta ilegal continúa expandiéndose descontroladamente”. Además afirmó que “ve con preocupación la quita del reintegro, ya que cualquier reducción de incentivo al consumo resulta relevante teniendo en cuenta la caída de 12 meses consecutivos de las ventas minoristas, con una baja interanual promedio del 7%”. En ese sentido, si la medida realmente llegara a perjudicar al consumo, eso también resentiría a la recaudación fiscal. Desde Hacienda justificaron la vuelta atrás en las devoluciones, en declaraciones a Clarín: “Quedó antiguo. El mundo se movió hacia un formato de pagos electrónicos. No tiene sentido mantener un privilegio para tarjetas de débito. Tenía un costo fiscal demasiado alto y no cumplía con el objetivo de fomentar el uso de tarjetas”.

¿Y la bancarización?

En cambio, ayer en Twitter se volvió casi un chiste recurrente contrastar esas palabras con un anunció reciente del BCRA, que en sus objetivos para el 2017 apuntó fuerte a repuntar la bancarización. “Bancarización: al pagar con tarjeta de débito tenés una devolución del 5% del IVA en compras menores a $ 1.000” El especialista en medios de pago, inclusión financiera y bancarización, Ariel Setton, sostuvo con sorna que ayer se aplicó una baja de IVA pero que “lo malo es que fue para otros”, en referencia al estreno de la medida de devolución de IVA en gastos hoteleros para extranjeros. “El reintegro del IVA era bueno para todos. Está mal la quita”, sostuvo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés