El Economista - 70 años
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 29°C
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 29°C

“Podemos crear 150.000 empleos formales en 2017 y 200.000 en 2018”

"En el corto plazo, la mayor generación de empleo podría estar dada por la construcción y los servicios", sostiene Marcelo Capello (IERAL)

03-07-2017
Compartir

Entrevista a Marcelo Capello IERAL Por Delfina Torres Cabreros

Luego de una caída de 0,6% durante el 2016, el empleo formal comienza a recuperarse apuntalado por la construcción. Si la economía crece al ritmo esperado y una serie de condiciones acompañan, es posible que el 2018 cierre con 350.00 nuevos puestos de trabajo para los argentinos. Esa es la visión de Marcelo Capello, presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea.

¿Cuál es la dinámica del empleo que observó durante el primer semestre del 2017 y cómo cree que continuará en los próximos meses?

En lo que refiere al sector formal, se observa una incipiente recuperación en los niveles de empleo luego de una caída del 0,6% en el año 2016 (que se corresponde con alrededor de 40.000 puestos de trabajo). Esta recuperación no es homogénea sino que cada sector presenta un comportamiento diferenciado. La actividad de la construcción es la que presenta mayor grado de dinamismo luego de resultar fuertemente golpeada en el 2016. De hecho, los datos de marzo y abril permiten observar variaciones interanuales de 4,2% y 6,7% respectivamente. La fuerte inversión en obra pública por parte de los gobiernos nacionales y provinciales, el sostenido crecimiento del crédito hipotecario así como el incremento en los permisos de edificación constituyen fuertes indicios de que esta recuperación se sostendrá en lo que resta del año.  Otro sector que viene manifestando una recuperación sostenida luego de un 2016 estancado es el del comercio. Las tasas de variación interanual se vienen ubicando entre 2% y 3% desde enero de 2017. Al igual que el de la construcción, este mejor desempeño también aparece como consistente teniendo en cuenta las perspectivas de descenso paulatino en la tasa de inflación y entrada en vigencia de los aumentos negociados en las paritarias. También los sectores automotriz y de transporte presentan signos de revitalización.

¿Qué pasa con la industria?

El sector industrial presenta una situación compleja. Las tasas de variación interanual en los puestos de trabajo registrados se encuentran en niveles negativos superiores al 4% en lo que va de 2017. Sin embargo, cabe esperar una morigeración en esta caída si se consideran algunos indicadores de recuperación en la actividad presentes desde el mes de marzo. La recuperación del sector está empujada, fundamentalmente, por la industria alimenticia y de maquinaria y equipo (esta última ya manifestó una recuperación importante en el primer trimestre).

De acuerdo a las expectativas de crecimiento económico, ¿cuántos puestos de trabajo cree que pueden crearse en los próximos dos años?

La generación de empleo depende de varios factores, principalmente del aumento de la producción y de la situación existente en materia de precio relativo entre capital y trabajo. Con una recuperación esperada del PIB para el presente año y el que sigue, aunque con costos laborales unitarios relativamente caros en dólares, esperamos que si la economía argentina crece 3% en 2017 y 4% en 2018, los puestos de trabajo formales crezcan entre 130.000 y 150.000 empleos en 2017 y entre 180.000 y 200.000 en 2018.

¿Qué sectores son los que podrían generar más empleo y cómo se podría estimularlos para potenciar el crecimiento?

En el corto plazo, la mayor generación de empleo podría estar dada por la construcción y los servicios, en este último caso especialmente el comercio, si se consolida la recuperación de la actividad económica. En la Industria el resultado resultará menos satisfactorio, porque aun cuando en promedio comience a recuperarse, se trata de un sector que involucrará alguna reasignación y reconversión de sectores, si se consolida un proceso gradual de apertura de la economía.

¿Cómo cree que van a terminar el 2017 los salarios respecto de la inflación y cuál es la proyección en el corto plazo?

Luego de una caída promedio de alrededor del 4% en 2016, el salario real en el sector formal comienza a ofrecer tibios signos de recuperación a partir de la caída en la tasa de inflación mensual. Esta tendencia debería consolidarse si la variación en el índice de precios continúa en terreno descendente. Esta recuperación no será homogénea, sino que dependerá de los aumentos negociados en las paritarias de cada sector. Por caso, algunos gremios como Bancarios o de la Alimentación han conseguido incrementos del 24% mientras que otros sindicatos como UTA, UOCRA o UOM se han ubicado entre el 20% y el 22%, con una inflación anual que este año podría finalmente ubicarse en el rango del 21%?22%. En este contexto, el incremento promedio en el salario real podría alcanzar los dos puntos porcentuales respecto a 2016.

¿Cómo podría bajarse la informalidad laboral y multiplicarse el empleo de calidad?

A largo plazo Argentina creará en forma sistemática puestos de trabajo de calidad, formales y productivos, si logra encauzar una economía competitiva, con menores costos laborales no salariales (impuestos al trabajo, otros costos laborales no salariales originados en normativas y regulaciones varias), con fuerte avance de las exportaciones de mayor valor agregado y con equilibrio fiscal, que evite las periódicas crisis con origen en problemas fiscales o en el sector externo.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés