El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 21°C

“No hay Plan A ni Plan B”

Miguel Angel Broda fue muy crítico con las Macrinomics. “Las condiciones en las cuales está la economía argentina de bajo crecimiento, alta inflación y elecciones es la combinación más difícil para hacer una política económica buena”, afirmó

19-04-2017
Compartir

Las Macrinomics entusiasman a algunos y huelen muy mal para otros. Contrario a lo que se podría suponer, el grueso de los economistas vernáculos se encuentra en el segundo grupo. Y ayer quedó demostrado con las duras consideraciones de Miguel Angel Broda hacia la política económica en curso. A continuación, sus principales consideraciones.

“Acá no hay Plan A ni Plan B. Esto es insostenible en el largo plazo”, dijo Broda. “Las condiciones en las cuales está la economía argentina de bajo crecimiento, alta inflación y elecciones es la combinación más difícil para hacer una política económica buena”, agregó.

“Argentina ha elegido un camino de política monetaria, metas de inflación para reducir la inflación y una política fiscal extraordinariamente expansiva financiada con ahorro externo. Esta combinación genera problemas en el corto plazo y problemas en el largo plazo. En el corto plazo vamos a tener una reactivación menor a las de otros ciclos”, agregó-

“Con una mano estimula el gasto agregado y con la otra mano trata de moderar el gasto para bajar la tasa de inflación: estamos en presencia de un conflicto muy importante agravado que las urgencias del Gobierno por ganar las elecciones”, añadió. “La Historia Argentina muestra que cuando usted intenta hacer eso el resultado en mejorar el nivel de actividad y de empleo es muy mediocre”, dijo y señaló que “estamos poniendo en riesgo los objetivos de largo plazo”.

“La complejidad requiere un plan, requiere una coordinación que no hay. El enfermo está grave, requiere mucha sabiduría y muchos libros”, dijo Broda y luego consideró: “Acá no hay un plan económico para sacarnos de la decadencia. Salir de la decadencia es un proceso de dos décadas. Va a ser muy difícil educar a una sociedad de cincuenta años de populismo. Abajo del Presidente hay un predominio de la urgencia escandaloso”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés