El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 20°C

¿Más mercado para Argentina por la llegada de Trump?

13-03-2017
Compartir

El cambio de escenario externo que la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos genera, a través de la posibilidad de un giro hacia el proteccionismo por parte de la principal economía a nivel mundial, algunas potenciales ventajas (y también algunos desafíos) para Argentina en materia comercial. Un reciente informe de Ecolatina afirma que, de la mano del proteccionismo, México y China podrían tomar represalias contra las exportaciones norteamericanas, lo que podría implicar un nuevo acceso de la producción primaria argentina a esos mercados.

“Las fuerzas proteccionistas de los países centrales se encuentran en auge, lo que impacta al comercio mundial de forma directa. En este nuevo esquema, además de dolores de cabeza, pueden abrirse algunas oportunidades. Países como México o China, con los que el nuevo gobierno de Estados Unidos planea reformular sus relaciones comerciales, son los casos más emblemáticos de este nuevo paradigma”, sostiene el informe de Ecolatina.

Con ventajas

La participación de las exportaciones argentinas a México tienen por ahora una importancia pequeña. Representan apenas el 1,3% de las ventas de la economía local al exterior y al 2015 apenas el 0,2% de las importaciones mexicanas ?e incluso con una participación en tendencia declinante desde el 0,4% de 2011). Sin embargo, un giro proteccionista del gobierno de Trump podría ayudar a revertir la situación, según Ecolatina.

“En caso de que Estados Unidos adoptara una postura más proteccionista, el país azteca podría tomar represalias y buscar nuevos mercados para abastecer su economía, en donde Argentina podría potenciar sus exportaciones. Las importaciones de maíz, trigo, girasol y soja en bruto del país azteca, commodities que fácilmente nuestro país podría proveer, superaron US$ 19.200 M el año pasado, lo que implica más del doble del total exportado de estos productos por el país (US$ 8.300 M). Por ende, la posible reacción mexicana ante la amenaza proteccionista de Trump, generaría oportunidades para nuestro país”, explica la consultora.

En el caso de China, la diferencia es que la relación comercial con Argentina ya está más desarrollada, lo que hace más factible pensar “en una posible profundización de las relaciones comerciales”, afirma Ecolatina. Las cantidades vendidas a China aumentaron 30% entre 2012 y 2016 y se basan principalmente en productos primarios, como porotos de soja y aceites crudos de petróleo.

Y desventajas

Claro que una mayor apertura comercial con estos países también implicaría una gran cantidad de nuevos desafíos. Explica Ecolatina: “Las importaciones chinas ya crecieron significativamente en los últimos años y hoy es el segundo proveedor de mercancías de nuestro país, detrás de Brasil. En 2016, nuestras compras externas procedentes de China superaron US$ 10.000 M, lo que elevó nuestro déficit comercial bilateral a US$ 6.000 M”. Además, una avalancha de productos chinos tendría grandes consecuencias sobre la producción nacional en sectores como juguetes, textiles, electrónicos y calzado.

La implicancia de acuerdos de reciprocidad que puedan surgir con estos países a partir de una política proteccionista de Estados Unidos sería “comprarle a quien nos compra”. En el caso mexicano una profundización del mercado bilateral también podría implicar mayor ingreso de televisores, computadoras y autos, por caso.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés