El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 17°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 17°C

Las exportaciones de manufacturas son 4 veces mayores a las del '90

Hubo crecimiento, pero también concentración.

18-08-2011
Compartir

En 2010 las exportaciones de productos industriales (MOI) totalizaron U$S 24.300 millones

cuadriplicando el promedio de los '90, y dieron cuenta del 35,5% del total de las exportaciones (6,4 pp por encima de los '90). Analizando sólo las cantidades, las MOI fueron, por lejos, el componente con mayor crecimiento. Entre 2003 y 2010 se expandieron 160% (equivalente a una tasa promedio anual del 13%), mientras que el total de las exportaciones lo hizo 55%.

Tan impactante como el crecimiento fue su nivel de concentración: las exportaciones automotrices explicaron la mitad del aumento y las químicas un cuarto adicional. De esta forma, las tres cuartas partes del aumento de las exportaciones de las MOI entre 2003 y 2010 se explica por dos sectores capital-intensivos que, en el caso del automotriz, cuenta con un régimen de promoción especial desde los '90.

A pesar de estos guarismos, la industria automotriz no logró recuperar los niveles de empleo de 1997: según los datos del INDEC se encuentra 5% por debajo. En el caso de las manufacturas de

origen agropecuario (MOA), el crecimiento de las cantidades exportadas durante el período 2003-07 fue sustancialmente menor (27% punta a punta) y estuvo explicado en un 85% por subproductos agrícolas como aceites y pellets, en tanto que aquellos vinculadas con la ganadería

(carnes, lácteos) restaron 17%.

El déficit del comercio intraindustrial se redujo de U$S 18.300 millones en 1998 a US$ 6.400 millones en 2004 (las importaciones cayeron 29%). Pero ese mejoramiento se mostró meramente coyuntural. A partir del 2005 el crecimiento de las importaciones industriales fue muy superior al de las exportaciones (153% vs. 99%, respectivamente) y el desequilibrio del comercio

intraindustrial en 2010 alcanzó los US$ 24.000 millones (31% superior al prevaleciente en 1998).

En principio, el desequilibrio comercial industrial podría no ser un problema si tiene como correlato un salto en la incorporación de bienes de capital que permita ganar competitividad y aumentar las exportaciones en el futuro. Si bien las importaciones de bienes de capital se han recuperado fuerte en la poscrisis, el crecimiento de los insumos intermedios ha sido sustancialmente mayor, reflejando una escasa integración del crecimiento industrial. De hecho, la elasticidad importaciones del crecimiento industrial resulta superior a la prevaleciente en los '90.

En estos años se produjo un salto significativo en las cantidades exportadas, el mismo se dio de forma muy concentrada en sectores puntuales y el mejoramiento de la balanza comercial se mostró sólo momentáneo.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés