El Economista - 70 años
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 28°C
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 28°C

La recaudación muestra signos de mejora en la actividad

02-03-2017
Compartir

por Mariano Cúparo Ortíz

La recaudación fiscal de febrero volvió a estar por debajo de la inflación: dio una mejora respecto a febrero del año pasado de apenas 27,8% (contra una inflación interanual del IPC CABA de 38% en enero), lo que indica una caída real de alrededor de 10 puntos. Sin embargo, una noticia que causó algunas lecturas positivas fue que esa caída se puede explicar por una merma esperable relacionada con las modificaciones tributarias del 2016, tanto en ganancias como en las retenciones. Y que en cambio los tributos relacionados con el nivel de actividad se mostraron incluso por encima de la inflación interanual.

De esa forma, tal como destacó el director ejecutivo de la AFIP, Alberto Abad, el IVA Impositivo, relacionado directamente con el consumo, dio una mejora de 41,5%. Es decir, un aparentemente crecimiento real. El impuesto al cheque, es decir débitos y créditos, también relacionado con el consumo, dio una mejora de 45,4% respecto a febrero del año pasado. Y por último, la seguridad social, buen dato proxy de lo que ocurre con el empleo, mostró un incremento de 40,2%.

Mes modelo

Al respecto, Abad afirmó: “IVA Impositivo, seguridad social y el impuesto cheque son sinónimo de más actividad. Esos son los tres impuestos que ustedes todos los meses miran y preguntan. Miremos macro: los tres impuestos relacionados con la actividad están en el orden del 40%”.

Además explicó: “Este es un mes que refleja bastante bien lo que pasó en el año 2016 en términos de modificación de la estructura tributaria. Bajan los derechos de exportación, el impuesto a las ganancias y ahora se está notando que los impuestos más relacionados con la actividad están en el 40%”.

¿Cambio regresivo?

Otra visión acerca de estos datos es posible y se hizo visible durante la presentación de ayer. En rigor, el hecho de que la recaudación del IVA impositivo este por encima de la inflación, con ganancias bastante por debajo (creció 16,3% nominal) y con los derechos de exportación directamente en -69,5% nominal, todo de la mano de decisiones activas de política tributaria, podría dar la pauta de un sesgo regresivo en las modificaciones impositivas del año pasado. Al respecto la visión de Abad es que la suba del mínimo no imponible de ganancias era una demanda popular. “Todos los que están trabajando en cuarta categoría, ¿es regresivo que paguen menos impuestos? Era un pedido de toda la sociedad que se dejara de pagar lo que se denominaba impuesto al trabajo y ahora resulta que es regresivo”

Reforma

Abad consideró que será importante el proyecto de reforma tributaria de Hacienda al finalizar el 2017 “con las ideas de eliminar distorsiones y mejorar la competitividad como ejes”. Al respecto, consultado sobre la posibilidad de realizar rebajas en el IVA o en el impuesto al cheque, para revertir el sesgo regresivo, Abad dijo: “La reforma tributaria va a ser un ejercicio complejo. No hay lugar para el simplismo. Una cosa es el deseo y otra la realidad. Cuando estás en el Estado tenés una serie de gastos inflexibles y si se plantea bajar un impuesto después hay que explicar qué gasto bajo para compensar”.

Claro que la quita de retenciones opera en el mismo sentido. Abad opinó sin embargo que “la baja de retenciones mineras, por ejemplo, tiene un impacto mínimo”. Y afirmó: “Una reforma tributaria en un contexto de déficit fiscal de más de 4 puntos es un tema complicado. El problema es el nivel de informalidad. Con 40% promedio de informalidad vamos a seguir teniendo 32% de presión tributaria. En el IVA la estimamos en más del 30%, en la seguridad social es un 34%, en ganancias está en el orden del 40% o 45%. Tenemos que obligar al del supermercado chino a que acepte débito, también al doctor, al contador, a todos. Esa es una tarea muy grande”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés