El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

La recaudación y el estado de la economía

Los números muestran la recesión, descartan una crisis de empleo generalizada y atestiguan los cambios impositivos.

06-06-2016
Compartir

La recaudación tributaria en mayo fue de $170.345 millones, 23,3% mayor a la registrada en el mismo mes del año pasado y el número más bajo desde abril de 2015. El guarismo implica una fuerte caída en términos reales porque la inflación del periodo fue superior al 40% y eso limita la capacidad del gasto primario hacia adelante. En líneas generales, la lectura entre líneas de los números refleja un menor nivel de actividad económica, desecha la teoría de una crisis de empleo generalizada y atestigua el impacto de las medidas tomadas por el Gobierno en materia impositiva.

El IVA impositivo creció 31,6% y el Impuesto al Cheque lo hizo el 25,1%, porcentajes que reflejan la recesión que vive el país. Sin embargo, los aportes al sistema de seguridad social se incrementaron 43,6% y eso contradice las opiniones sobre una ola de despidos, cuanto menos en el sector formal del mercado de trabajo. También se reflejaron en los ingresos la eliminación, o reducción según el caso, de las retenciones ya que los derechos de exportación tuvieron una caída de 0,7% mientras los derechos de importación mostraron una suba del 62,9%, básicamente como consecuencia de la devaluación. A su vez, se sintió el impacto del cambio en el Impuesto a las Ganancias porque los ingresos se redujeron 1,3%.

La tendencia

La tendencia de la recaudación en lo que resta del año dependerá de varios factores. El titular de la AFIP, Alberto Abad, le dijo a El Economista que es razonable esperar que la recaudación suba 25% a lo largo del año. Ese porcentaje, inferior al de la inflación, es consecuencia no sólo del menor nivel de actividad económica sino de los cambios impositivos puestos en marcha que significan que el Estado resigne ingresos por $180.000 millones.

De todas maneras, el escenario puede cambiar si el Congreso aprueba la superley que entre otros aspectos contempla un blanqueo que puede aportarle recursos al Fisco en los próximos meses. También el proyecto que se está discutiendo en la Cámara Baja prevé cambios en materia de Bienes Personales. Fuera de ese proyecto, en la AFIP no prevén hacer modificaciones en la estructura de impuestos en los próximos meses. Creen que ya han hecho mucho este año considerando las retenciones, devolución del IVA, cambios en Ganancias y la ayuda paras las pymes. La apuesta es que los números mejoren de la mano del crecimiento económico que, según la visión oficial, empezará en los últimos meses del año.

El titular de la AFIP, Alberto Abad, le dijo a El Economista que es razonable esperar que la recaudación suba 25% a lo largo del año.

Los datos de recaudación de mayo plantean muchas dudas sobre la posibilidad de que el desequilibrio fiscal baje este año al 4,8% del PIB que pronosticó el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay.

Además, todas las decisiones recientes del Gobierno ?pago a jubilados, reducción de la carga impositiva en algunos casos y el acuerdo con las provincias? demuestran que hoy estaría dispuesto a moderar parcialmente sus objetivos fiscales para acelerar la llegada de la recuperación económica.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés