El Economista - 70 años
Versión digital

mar 04 Oct

BUE 13°C
Versión digital

mar 04 Oct

BUE 13°C

La lucha del vino y el azúcar

Ayer se realizó el Plenario Nacional de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)

08-11-2017
Compartir

Ayer se realizó el Plenario Nacional de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Es el segundo encuentro que se realiza en el año y el anterior tuvo lugar en el mes de julio. En esta oportunidad, participaron más de 150 dirigentes agropecuarios de 26 complejos productivos. La asamblea viene a coincidir con las medidas económicas que ha propuesto el Gobierno en los últimos días, en medio de cambios y subas de impuesto, las diferentes economías regionales compartieron sus problemáticas. Al respecto, El Economista dialogó con Raúl Robín, presidente del sector de Economías Regionales y con representantes del sector cañero y vitivinícola.

Al ser consultado, sobre los principales temas abordados en el encuentro, Robín expresó: “Hubo un análisis muy profundo del tema laboral, discusiones salariales, acuerdo de convenio colectivo y en el tema impositivo, respecto a los impuestos internos, sobre todo en materia vitivinícola y de caña de azúcar”. En este sentido, Otto Gramajo, presidente del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (CACTUS), se refirió al proyecto de ley que propuso el Gobierno de un incremento del 17% en los impuestos internos a las bebidas azucaradas, “el motivo que el Gobierno Nacional aduce para poner este 17% es que el azúcar es dañina para la salud y nos sabemos de donde sacó esa información. Los alimentos no son dañinos, en todo caso, los excesos son los dañinos”, justificó. Para Gramajo, es catastrófico calificar el azúcar como dañina. El titular de CACTUS, indicó que “17% de aumento traerá una baja en el consumo, la gaseosa insume el 25% de la azúcar que se consume en el país, por lo tanto un aumento de los impuestos implica como consecuencia una disminución del consumo a favor de las bebidas azucaradas con edulcorante sintético”. En tanto, aseguró: “Vamos a pelear este tema”. El 50% de la economía tucumana es el azúcar. En el NOA hay 7.000 cañeros que generan 50.000 empleos directos y 200.000 indirectos, según la cámara.

¡Salud!

Por su parte, Mario González, presidente de la Cámara Riojana de Productores Agropecuarios (CARPA), hizo hincapié en el proyecto de reforma tributaria impulsado por el Gobierno Nacional que contempla un gravamen del 10% a la producción vitivinícola. Al respecto, indicó que los sorprendió por dos motivos: “Por el impuesto en si mismo ya que el vino no tenía gravamen en el mercado interno y segundo, por el desconocimiento por el cual se aplicó esta propuesta diciendo que era una bebida perjudicial para la salud, cuando todos sabemos que el vino es todo lo contrario, eso fue una incongruencia”. González tiene la esperanza de que en las mesas de diálogos se corrija la medida y vuelva atrás. La vitivinicultura en La Rioja genera más de 8.000 puestos de trabajos directos y otros 8.000 indirectos.

Tanto desde el sector cañero como vitivinícola, señalaron que más allá de las medidas propuestas que los afectan, para ser más competitivos requieren de mejor infraestructura y sistema logístico.

Más y menos

En relación a la situación de las economías regionales, Rubín opinó: “Las más golpeadas son el cítrico dulce, la fruta de pepita (peras y manzanas), la caña de azúcar tuvo un proceso de recuperación, pero va a ser golpeada si se aprueba el proyecto”. Con una mirada optimista, destacó que “lo que está mejor es el limón argentino porque es formador de precios internacionales, el maní porque es el primer exportador y algunas legumbres como el poroto negro que han mejorado el precio. Estas son las que mejor se desarrollan, en el medio hay veinte complejos que están soportando la crisis”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés