La inflación estimada se alejó de su meta

04-01-2017
Compartir

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de diciembre le trajo nuevamente algunas malas noticias al presidente del BCRA, Federico Sturzenegger. Las expectativas de inflación para el 2017 de los analistas económicos crecieron en el último mes del año pasado y llegaron a prever un IPC GBA general de 21%. Cada vez más lejos del techo de 17% que se planteó la autoridad monetaria para la inflación del nuevo año. En octubre los más de 50 especialistas encuestados esperaban una inflación de 19,7%, en noviembre una de 20,2% y en diciembre una de 21%. Es decir que la credibilidad del BCRA se viene resintiendo de a poco en los últimos meses. La explicación más plausible parece ser el incremento de precios regulados que se espera para los primeros meses del año en naftas, luz y gas, justo antes de las paritarias. Aun así, la expectativa para la inflación núcleo, que deja afuera a los precios regulados y a los más estacionales, también viene creciendo, aunque más cerca de la meta. En octubre se esperaba una de 17,4%, en noviembre una de 18% y en diciembre se saltó a una de 18,4%.

La tasa Estos incrementos de las expectativas inflacionarias tuvieron su correlato en la expectativa acerca de qué decisiones tomará la directiva del BCRA respecto a la tasa de interés. En noviembre los encuestados esperaban que enero termine con una tasa de 23,3% pero en diciembre pasaron a considerar que las decisiones de Sturzenegger se volcarán más hacia la cautela y que la tasa quedará en 23,8% al finalizar el mes (la decisión tomada ayer, que dejó quieta la tasa, confirmaría esa cautela). Los encuestados pasaron a considerar que la política monetaria será un poco más dura a lo largo de 2017, ya que en noviembre esperaban para el último día del año una tasa de 18,3% y ahora esperan una de 18,8%.

El dólar

Otra cuestión que releva el REM son las expectativas acerca de la dinámica del tipo de cambio, que no tuvo grandes modificaciones durante diciembre. Para enero se sigue esperando que el dólar cueste $16,10. Para el primer trimestre se sigue esperando que cueste $16,50 y para fines de año que esté en $18,50. Eso es: $0,20 por encima de lo que se esperaba en noviembre. Es decir, la mediana de los encuestados por el REM espera para 2017 una depreciación de alrededor de 15%.

Crecimiento

En cuanto al futuro del nivel de actividad, los economistas cuya opinión releva el REM parecen seguir previendo para los próximos años un crecimiento sostenido, similar a lo que esperaban en noviembre, con una suba del PIB de 3% en 2017, de 3,3% en 2018 y de 3,5% en 2019. La predicción de diciembre para la dinámica del producto de 2017 es idéntica a la que hacían en noviembre, con una particularidad: bajaron la expectativa de crecimiento para el primer trimestre y ahora esperan uno de 1%, cuando en noviembre esperaban que sea de 1,2%. Es decir: los brotes verdes arrancarían más lentos en el primer cuarto del año.

Déficit

A pesar de la llegada de Nicolás Dujovne al Ministerio de Hacienda, con un perfil que muchos caracterizaron como de posible acentuación del ajuste sobre las cuentas del Estado Nacional, creció también la expectativa acerca de cuál será el déficit fiscal de este año. Ahora se espera uno de $ 450.400 M para la totalidad del ejercicio 2017. En noviembre se vaticinaba uno de $441.800 M.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés