La inflación no caería significativamente en 2018, dice FyE

"Es probable que la tasa de inflación no disminuya significativamente en 2018", dice la consultora

05-12-2017
Compartir

El último informe publicado por FyE Consult prevé una inflación de 2,6% para diciembre y un 2018 que arranca (o sigue) también con números altos. Exactamente lo mismo que el BCRA buscaba evitar. A la inercia se le sumaría las eventuales activaciones de las cláusulas gatillo acordadas, los ajustes tarifarios del primer cuatrimestre (entre ellos, la hipotética suba de $ 0,50 por mes en los colectivos) y unas expectativas al alza que difícilmente permitan moderar lo pretendido (por el Gobierno) por los sindicatos de cara a las paritarias. En resumen, la inflación podría no desacelerar mucho en 2018.

En cuanto al cierre del 2017, y si fuera boxeo, la metáfora sería que la trompada todavía no impactó pero que ya se la va a venir y que va a generar un afloje de piernas (aunque la pelea seguirá, por supuesto). Diciembre acaba de empezar pero ya se sabe que el número de inflación será muy alto. Electricidad, gas, naftas, prepagas y servicio doméstico pegarán de lleno.

Lo que sigue

Una gran cuestión es cómo esa nueva aceleración, y un 2018 que también arranca inflacionario (con un piso de 1,5% mensual), van a pegar sobre la posibilidad de que continúe la desinflación hacia adelante, más allá de la meta del BCRA. Las consultoras privadas esperan un número por encima de 2,5% para diciembre. Además del 2,6% que pronosticó LCG y el 2,8% que prevé Elypsis, se sumó el mencionado 2,6% de FyE Consult. Pero, a su vez, la consultora que capitanea Hernán Hirsch va más allá y dice: "Es probable que la tasa de inflación no disminuya significativamente en 2018".

Para FyEConsult, diciembre cierra con un nivel de 24,3% interanual, más de 7 puntos sobre el techo de la meta del BCRA. Y afirma respecto a la inercia: "Partiendo de una tasa de inflación esperada del 24,7% (según la encuesta que hace todos los meses UTDT a nivel nacional), salarios que vienen creciendo al 28,6% anual (proyección 2017 en base a las paritarias de los principales gremios) y una tasa de inflación cercana al 25% interanual en diciembre (con aceleración en el margen), es claro que luce improbable que las negociaciones paritarias se encarrilen en niveles significativamente inferiores al 20% anual. Más aún, con un nivel de actividad económica creciendo al 3,8-4% interanual en el último trimestre del 2017".

Mal escenario

Así, concluye que es probable que la desinflación sea acotada y que, por ende, la baja de la tasa de interés sea "modesta". Con las consecuencias imaginables: "Que el escenario de apreciación real cambiaria se prolongue durante el año presentando una creciente volatilidad a medida que transcurran los meses, que las exportaciones no recuperen dinamismo, que las importaciones continúen creciendo a tasas elevadas y que el déficit externo (cuenta comercial y cuenta corriente) continúe aumentando, apuntando a niveles de 5% del PIB".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés