La confianza es lo último que se pierde

05-01-2017
Compartir

Las expectativas de recuperación para 2017 siguen siendo altas a pesar de que la percepción del año que pasó es muy negativa. Una nueva encuesta del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom) muestra que 56% de la gente cree que “este año no será tan duro como el 2016”, en un contexto en el que nueve de cada diez aseguran que ha dejado atrás doce meses para el olvido.

El informe de Indecom, realizado en diciembre último, destaca que la mala imagen del 2016 está marcada por “la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, los altos niveles de inflación, el crecimiento del desempleo, la suba de las tarifas de los servicios públicos y la caída generalizada de la actividad económica”. La encuesta fue realizada en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Mar del Plata, Mendoza y Córdoba en el segmento base y medio de la pirámide.

En tanto, las mejores perspectivas están relacionadas con cierta confianza frente a los efectos de las políticas del Gobierno Nacional. La principal creencia es que “lo peor ya pasó y que muchas de las acciones aplicadas llevarán a un mejor desempeño de la economía y, desde allí, hacia el resto de las variables”.

Además, los encuestados destacaron que “durante los años electorales, tanto el oficialismo como la oposición hacen de todo para agradarle a la gente y conseguir votos”. Miguel Calvete, presidente de la entidad, explicó que “la postura de la mayoría de los consultados es coherente porque históricamente en Argentina, los años electorales han mostrado mejoras en la mayoría de los índices”.

Indecom señala que, pesar del optimismo general, hay opiniones encontradas sobre la evolución del país. Cerca de 25% de la nómina se mostró escéptico y afirmó que “no habrá mejoras para la gente en general” porque “será muy difícil recuperar en poco tiempo un país golpeado por la recesión y la corrupción de los últimos años”. En tanto, 19% dijo ser muy pesimista, con el pronóstico de que “la situación va a empeorar aún más”.

Proyecciones

Las proyecciones de Indecom coinciden con la visión de mejora de los encuestados. Calvete destacó en el informe que la ejecución de la obra pública, el empuje del agro y las medidas económicas y sociales destinadas a estimular el consumo llevarán a un crecimiento económico superior al 3%. El aumento de los haberes jubilatorios, las probables negociaciones paritarias desdobladas por encima de la inflación ?cercana a 20% anual? también ayudarían a la recuperación del poder adquisitivo.

“En el tercer trimestre de 2016 el PBI registró una caída de apenas 0,2%, lo que permite esperanzarse con un crecimiento en el corto plazo”, destacó la entidad. “En 2017 deberían verse sendas mejoras en la producción y generarse un mejor clima de inversión, como consecuencia de la reducción de impuestos, la facilitación de exportaciones y los permanentes monitoreos, sumados a la aplicación de medidas paraarancelarias a las importaciones”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés