El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 14°C

La AFIP desactivó una usina de facturas electrónicas apócrifas

La organización facturó por más de $ 300 millones sólo durante 2016

21 abril de 2017

La AFIP desactivó una usina de facturas electrónicas apócrifas en Río Cuarto. Esta organización, de la que participaban al menos 30 personas, facturó por más de $ 300 millones sólo durante 2016.

El organismo informó que "entre los usuarios de las facturas habí­a productores y proveedores de insumos de actividades agropecuarias, entre otros rubros comerciales". Consideran que la evasión podrí­a alcanzar los $ 90 millones.

Luego de una extensa investigación, la AFIP allanó 24 domicilios en la localidad de Rí­o Cuarto y alrededores y, de esta manera,­ logró desarticular la usina.

Los procedimientos, en los que se secuestró documentación e información en soporte digital, fueron ordenados por el Juzgado Federal de aquella ciudad cordobesa, a cargo del Dr. Carlos Arturo Ochoa.

La maniobra se descubrió luego de analizar cruces sistémicos de información, mediante los cuales se detectó a varios contribuyentes sin la suficiente capacidad económica para justifiquen las ventas. Como ejemplo de las inconsistencias, la AFIP explicó que "un sólo contribuyente estaba inscripto en 15 actividades económicas".

Además, los funcionarios del fisco analizaron toda la facturación web donde consta la IP de cada computadora desde donde se facturó y descubrieron que muchas pertenecían a estudios contables.

La AFIP también dio cuenta del uso de estas facturas apócrifas electrónicas en Santa Fe y Mendoza.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés