El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

La actividad cayó 3,1% en junio

Así lo asegura el IGA, que elabora Orlando Ferreres.

22-07-2016
Compartir

La actividad económica cayó en junio 3,1% respecto a igual mes del año anterior y cerró el primer semestre con una baja de 1,1% interanual afectada por la “brusca contracción” en el sector de la construcción, estimó ayer el Centro de Estudios Económicos, Orlando J. Ferreres.

El futuro

La consultora proyectó que en el segundo semestre “podría observarse una recuperación parcial, sobre todo en el último cuarto del año”, aunque sostuvo que “la misma está condicionada por diversas contingencias”.

En este sentido, señaló que “las perspectivas aún son optimistas en lo referido a la cosecha fina, más allá del impacto negativo que suponen las malas condiciones climáticas mientras que la obra pública y privada servirán de impulso para aquellos sectores vinculados a la construcción”. Además, consideró que el blanqueo de capitales “podría tener un impacto positivo al ofrecer mayores opciones de financiación”.

Por sectores

Sin embargo, la consultora prevé que “la tendencia actual no se verá modificada sustancialmente, finalizando el año 2016 en terreno negativo”. El informe atribuyó la retracción económica de 1,1% en el primer semestre principalmente a “la brusca contracción por la que atraviesa el sector de la construcción” que en junio descendió 15,4% interanual, y sumó en seis meses una merma de 10,3%.

Según el informe, este resultado “era esperable dada la ausencia del impulso de la obra pública, que sí estuvo presente durante el año pasado, que se vio potenciado por la intencionalidad de instrumentar una política fiscal más restrictiva” para “moderar el rojo presupuestario”. Ese resultado, continúa el informe, “se ha combinado con una cosecha gruesa significativamente menor a la del año pasado, condicionando el desempeño del sector agropecuario (-8,7%) mientras que la industria manufacturera (-0,8%) padeció la caída del salario real y la recesión de Brasil”, evaluó.

El informe precisó que el sector comercial mostró en junio un retroceso de 3,4% interanual, y cerró el primer semestre con una disminución de 1,4%, influido por el descenso de 5,5% en la actividad del comercio minorista “en un escenario de retracción de la demanda de las familias producto de la caída del salario real”.

Por su parte, el sector de electricidad, gas y agua exhibió en junio una expansión de 4,5% interanual impulsado por “la mayor oferta eléctrica, la cual creció a una tasa de 5,2%”. Así, el rubro acumuló en el primer semestre un incremento de 3,2% interanual.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés