“Hoy no tenemos flota y debemos pagarles fletes a los extranjeros”

12-01-2017
Compartir

Entrevista a Julio González Insfrán, Sec. Gral del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales

Después de años de abandono de la marina mercante nacional y virtualmente “regalar la hidrovía” a los remolcadores y barcazas de otros países sudamericanos, en noviembre pasado el Senado dio media sanción a dos proyectos de ley, uno de reactivación de la marina mercante y el otro de impulso a la industria de astilleros, que han generado entusiasmo en el sector. Este es el diálogo que Julio González Insfrán, titular del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, mantuvo con El Economista.

¿Cuáles los aspectos más relevantes del proyecto, en qué beneficiará a la actividad?

Básicamente, apunta a bajar la presión impositiva que tiene el sector. Hay que entender que la marina mercante, a diferencia de otros sectores del transporte, compite otros países. En la hidrovía competimos con los bolivianos, uruguayos, con los paraguayos, y en el mar competimos con todo el mundo.

Y hay fuertes asimetrías, porque por ejemplo Paraguay tiene 10% de alícuota en concepto de Impuesto a las Ganancias contra 35% de Argentina y el combustible sale 58% más caro en un barco de bandera nacional que en un barco extranjero, aunque cargue en Argentina. Éstos son algunas de las cuestiones. Lamentablemente, eso hace que no tengamos flota y entonces tenemos que pagarle flete al extranjero.

A través de ciertas promociones, la ley apunta a bajarle el costo impositivo al empresario para que invierta en barcos de bandera argentina. Esto es para todo buque de bandera nacional, incluidas barcazas o remolcadores que operan en la hidrovía.

¿Qué sensación tiene de las conversaciones con los legisladores? ¿Entienden la gravedad de la situación?

Sí, hay consenso de distintos sectores, tanto de diputados del PRO como del Frente Renovador y también del Frente para la Victoria, ya que el proyecto original fue presentado por el diputado Martínez Campos.

Ocurre que todo lo que suponga una baja de impuestos el Gobierno lo mira con mucho cuidado, por la cuestión fiscal.

Sí, pero nuestro sector no le mueve la aguja porque de hecho, hoy no recauda. Si usted me dice que tenemos 40 barcos y estamos pagando impuestos, puede ser, pero nosotros directamente, no tenemos más barcos. Es cierto que hay una cuestión fiscal pero el tema no es utilizar dinero del Estado sino, por el contrario, que deje de sacarnos dinero para poder reactivar al sector.

¿Cuántas empresas de bandera nacional operan hoy?

Hay una o dos que están operando en los ríos en el transporte de cabotaje. Son contadas con los dedos de una mano las empresas que operan. Por ejemplo, Paraguay tiene 270 remolcadores de empuje y nosotros tenemos dos, Paraguay tiene 4.500 barcazas y nosotros tenemos algunos cientos de barcazas.

¿En el paso por los ríos se cobra algún tipo de impuesto o alguna tarifa?

No, porque hay convenios de libre navegación. Nosotros pagamos el dragado y balizamiento con nuestros impuestos, para que ellos lo naveguen. O sea, asfaltamos el camino para que ellos hagan el negocio con el flete. Además, les damos waivers, les damos permisos especiales para que saquen la carga de la Argentina y les pagamos el flete a la bandera paraguaya o boliviana. Esas son divisas que se van del país.

¿Esta ley beneficiaría también a los armadores locales?

Son dos leyes que están en discusión, la otra es la ley de astilleros, que también beneficia a la construcción de buques y hay un fideicomiso y un sistema de financiamiento para los que quieren construir barcos en la Argentina, para reactivar al sector. Las dos leyes son paralelas y estamos impulsando ambas. El tema es así, la marina mercante pide beneficios fiscales para incorporar buques de fabricación nacional pero ¿quién le financia los barcos? Ahí es donde aparece la ley de astilleros, que dispone fondos para financiar.

¿Cómo está hoy la actividad de la marina mercante?

Por ahí hay una pequeña reactivación en algunos sectores, se han incorporado este año 13 remolcadores nuevos a la flota nacional y hay una intención de reactivar la parte de dragado y balizamiento. Hay una pequeña reactivación pero lo importante es que la carga está. Se dice que van a salir 135 millones de toneladas de granos por los puertos argentino pero tenemos que tener las bodegas, si no se van a ir en bodegas extranjeras.

¿Sigue vigente el charteo para la hidrovía?

Cuando hay una carga por temporada se puede permitir el alquiler de barcos para poder hacer ese flete porque el alquiler del barco viene con tripulación argentina, es una coyuntura. Ahora estamos tratando que sea condicionado a que el charteo sea a cambio de que se ponga un buque en construcción. Que se le exija a la empresa algún tipo de inversión.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés