El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 16°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 16°C

Hacienda culpa a las lluvias

Sacó un comunicado tras la difusión del EMI y el ISAC.

01-06-2016
Compartir

“El Indec prosigue avanzando con el calendario de publicaciones anunciado en el marco de la emergencia estadística decretada el pasado 8 de enero”, dice un comunicado de Hacienda y Finanzas Públicas difundido ayer, cuando fue el turno del Estimador Mensual Industrial (EMI) y el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), que entregaron números muy negativos.

“La interpretación de los números de abril debe incorporar la ocurrencia de factores climáticos extraordinarios que se sucedieron durante ese mes”, se defendieron desde el ministerio que conduce Alfonso Prat-Gay. Por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires, de los 30 días del mes llovió 18 días, señala el comunicado. “Bajo esta lupa deber leerse la caída del 24,1% del ISAC con respecto a igual mes del año anterior o la aceleración de la caída acumulada interanual al mes de abril que dio 10,3%”, dice. “El ajuste del ISAC por estacionalidad y la corrección por días de lluvia, que en circunstancias normales (sin emergencia estadística) el Indec publicaría, suaviza significativamente la disminución interanual del ISAC publicada”, aclaran.

“Con respecto a las variaciones del EMI (?) caben observaciones similares. Aunque en este caso el efecto de los días de lluvia fue algo más restringido. Además de los rubros directamente ligados a la construcción (productos minerales no metálicos) se vieron afectados los rubros de la industria alimentaria, destacándose la producción de carnes, lácteos, y la molienda de cereales y oleaginosas. En este sentido la disminución del 6,7% interanual para el mes de abril y la aceleración de la caída acumulada del 2,4%, también se suavizan cuando se ajustan las series por estacionalidad y se corrigen por días de lluvia aquellos sectores claramente afectados”, plantea Hacienda.

“A partir de estas consideraciones se percibe que la actividad industrial en abril presenta un estancamiento, continuidad del que se observa desde mediados de 2015, aunque sin la caída que sugiere una primera lectura de las variaciones publicadas sin estos ajustes”, concluye el comunicado y señala que las variaciones acumuladas del primer cuatrimestre muestra subas y bajas, “lo cual describe una trayectoria dispar de la actividad de los distintos sectores industriales”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés