Habló Lorenzino

Su visión de la economía argentina.

02-05-2012
Compartir

En una entrevista concedida a la señal CN 23, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, rompió su bajísimo perfil y dio su opinión sobre la marcha de la economía y repasó algunas de las medidas recientes tomadas en el área económica.

Sobre la recuperación de YPF, dijo que uno de los motivos que llevaron a tomar la decisión fue “que la Argentina se convirtió en deficitaria comercialmente en términos de energía”.   Sobre si la medida conspira contra el clima de negocios y la posible llegada de inversiones del exterior, Lorenzino dijo que “el clima de negocios está definido por el nivel de actividad, la creación de empleo, la solidez del sistema financiero y del nivel de deuda del Estado y sus empresas”, aspectos en los cuales el país se encuentra bien.

Sobre la desaceleración de la economía argentina, Lorenzino omitió mencionar los causales internos y dijo que el enfriamiento se debe al contexto externo.  Pese a ello, mencionó que “la actividad en la Argentina sigue robusta” y que el país ha diversificado tanto sus mercados de exportación como su canasta exportadora, dos tendencias que le permiten estar mejor preparado para una situación de crecimiento anémico en los países centrales. “Pasamos del 27% al 35% de las manufacturas industriales en nuestras exportaciones, cuando muchos países de la región, en función de la demanda de productos primarios, han caído en la tentación de exportar productos primarios sin valor agregado y no preocuparse por esta cuestión. La Argentina no solamente no reprimarizó sus exportaciones sino que, además, diversificó sus mercados de exportaciones. Dejamos de venderle tanto a los Estados Unidos y Europa, siendo todavía importantes destinos de nuestras exportaciones, y se privilegió otros mercados, como la asociación estratégica con Brasil, por supuesto, pero también con China y otros países asiáticos, o sea, la comercialización Sur-Sur y con otros países emergentes.  Eso es, también, una política consistente que nos ha dado muy buenos resultados. Cuando decimos que la crisis internacional está afectando la actividad económica es indudable que estamos en un mundo donde nadie queda aislado de las consecuencias de lo que pasa en otro lado. Y cuando esto que pasa es importante, claramente, a todas las economías las afecta. Pero no solamente estamos mejor preparados sino que la Argentina, y su economía, sigue en signos de estar muy robusta y con una pujante actividad. En ese sentido, no tengo dudas de que este año va a ser muy positivo”, explicó.

Sobre cómo piensa el Gobierno enfrentar el enfriamiento, Lorenzino dijo “que está en la misma sintonía del 2008-2009” y agregó que no habrá una quita agresiva de los subsidios, como se pensaba a finales de 2011, pues se privilegiará el poder de consumo del mercado interno.

También expresó que el Gobierno no piensa tomar deuda en los mercados y calificó el desendeudamiento que comenzó en 2003 como una “estrategia visionaria”, pues muchos de los problemas que tienen Europa y otros países centrales proviene, precisamente, de ese excesivo endeudamiento.  “Haber reducido el nivel de endeudamiento, le da al país mayor libertad de política económica”, dijo.

“No creemos que la única variable sobre la que depende un sector sea el tipo de cambio”, dijo al ser preguntado sobre la pérdida de competitividad cambiaria de la economía.   Por último dijo que “el país se está desarrollando porque está llevando adelante un crecimiento con contenido, con inclusión social” y que el pleno empleo es un objetivo por el que trabajan todos los días: “Algunos países tienen metas de inflación, nosotros tenemos metas de crecimiento y creación de empleo”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés