FMI pronostica un repunte de la economía en marzo

Por la llegada de la cosecha gruesa y la baja de tasas posterior a la baja en la inflación

12-11-2018
Compartir

Para el jefe de la misión en Argentina del FMI, Roberto Cardarelli, la economía repuntará a partir de marzo por la cosecha y la baja de las tasas de interés (por la caída de la inflación). En un diálogo con la prensa el sábado al mediodía, junto a Trevor Alleyne -el jefe de la oficina del FMI que se instalará provisoriamente en el BCRA-, el italiano pronosticó que el cuarto trimestre será el peor para la economía.

“Las políticas fiscal y monetaria actuales son de estabilización y la estabilización macroeconómica tiene un costo”, señaló Cardarelli y agregó que “se puede decir que el programa monetario ha funcionado en estabilizar el peso, ahora es cuestión de seguir implementándolo y esperar que bajen las expectativas de inflación de manera más contundente”. El BCRA, al igual que el Staff Report del FMI, plantea que solo bajará la tasa una vez que haya dos meses consecutivos de apreciables y sostenidas bajas de las expectativas de inflación. Sobre la presente apreciación del peso ?que coquetea con el piso bajo de la zona de no intervención- Cardarelli aclaró: “El nuevo marco tiene una cláusula que si la política monetaria se vuelve demasiado o muy restrictiva, algo que puede verse con la apreciación del tipo de cambio, las autoridades tienen la posibilidad de comprar dólares e inyectar pesos en la economía para relajar la política monetaria”.

El jefe de la misión se negó a dar opiniones respecto del modo en que se deberían realizar las intervenciones del BCRA. “Evaluar si la política monetaria actual es la apropiada para lograr el objetivo fundamental de reducir la inflación es tema del BCRA”, se desligó Cardarelli. No obstante, se animó a señalar que “la apreciación de la moneda era uno de los objetivo del plan”.

Optimista

Al respecto de la recesión, el italiano se mostró optimista al señalar que “esperamos que no dure mucho sino dos o tres trimestres a lo sumo”, y proyectó que en el segundo trimestre de 2019 habrá un crecimiento de la mano del campo y una baja de la tasa de interés si es que la inflación sigue bajando. “Eso dará un efecto de confianza, un tipo de cambio más competitivo y junto a la recuperación del campo significarán un crecimiento de las exportaciones netas muy significativo”, dijo.

Al respecto de la marcha del plan, señaló como muy positivo el declive de las expectativas inflacionarias según el último REM del BCRA y rescató desde el costado político la aprobación del Presupuesto en Diputados y espera que prontamente se apruebe en la Cámara Alta.

“Proyectamos una recuperación que empieza en el segundo trimestre y no se interrumpe en todo 2019. Claro que hay riesgos, hay muchos. Que la inflación no baje tan pronto como esperamos y entonces haga falta una política monetaria más restrictiva y situaciones internacionales que generen efectos negativos”, señaló el jefe de la misión del FMI. La inestabilidad financiera de los emergentes y el ruido político argentino preocupan al italiano pero aclaró que “en nuestro escenario base nada de esto detiene la recuperación”.

Al respecto del uso de los fondos del organismo internacional, una de las grandes controversias que quedó de la era de “Toto” Caputo, Cardarelli concluyó que los dólares que vayan al Tesoro son para hacer frente las obligaciones en dólares. “El Ministerio de Hacienda no necesita convertirlos a pesos porque tiene una necesidad importante en dólares y un saldo inicial en pesos alto hasta inicios de 2019”, concluyó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés