El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 20°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 20°C

Financiamiento blando, el acuerdo con la UE y el desarrollo regional, en la agenda de la UIA

El presidente de la 23º Conferencia Industrial, Eduardo Nougués, apoyó el rumbo de la reformas (y lanzó algunos pedidos y advertencias)

28-11-2017
Compartir

“Está claro que Argentina recorre una transición en la que todos debemos aportar algo para que sea un camino sin sobresaltos”, dijo ayer Eduardo Nougués, hombre de Ledesma y, además, presidente de la 23º Conferencia Industrial, que comenzó ayer en Parque Norte y continúa hoy.

“El Gobierno ha hecho grandes avances en estos dos años. Ha normalizado la macroeconomía, ha iniciado procesos de mejora de la infraestructura logística y de simplificación burocrática y nos ha vinculado de nuevo con el mundo. Todas cuestiones que son muy importantes para el país”, dijo, y agregó: “En ese recorrido, mejorar la competitividad es una tarea conjunta que nos convoca a todos para que el país se posicione de la mejor manera en las cadenas de valor global”.

Por supuesto, además de que el desafío y el norte sean similares y compartidos, las herramientas para atravesar ese camino son motivo de controversias. Por ejemplo, Nougués dijo que “generar un sistema crediticio que incentive la inversión productiva se vuelve un vector fundacional”. Más concretamente, “herramientas como las líneas de crédito para la inversión productiva resultan fundamentales para apuntalar a las pymes y a las economías regionales”, dijo sobre las líneas que el BCRA planea eliminar.

Asimismo, y más allá del apoyo general a las reformas que impulsa el Gobierno, Nougués dijo que “hay que trabajar sobre dos aspectos que son fundamentales: el desarrollo regional y los tiempos”.

El empresario no anduvo con vueltas. “Los aumentos de los costos laborales no asociados al salario para las industrias radicadas en las regiones más postergadas del país van claramente en sentido contrario al espíritu buscado”, dijo y agregó que “debemos darle una mirada regional al desarrollo nacional como protagonista central”.

Y las tasas altas, obviamente, no podían faltar. Y menos ahora, que están (en términos reales) en sus niveles más altos de la era Cambiemos. “Otro aspecto a tomar en cuenta es el actual contexto de tasas de interés elevadas”, dijo Nougués. Eso, más la eliminación de la línea de crédito productiva, “se verá reflejada en los costos y profundizará aún más la balanza comercial deficitaria que tenemos con países tan distintos como Brasil, que es nuestro principal socio comercial, y China”.

Por supuesto, integrarse en el mundo es un norte compartido, pero no a cualquier costo, dijo Nougués sobre el acuerdo Mercosur-Unión Europea. Alertó por “si se acuerdan condiciones muy preferenciales para productos de la Unión Europea sin lograr efectivas concesiones de Europa para la exportación de nuestros productos agroindustriales del Mercosur”.

“Hasta tanto maduren los cambios ya iniciados, como así también el desarrollo de un sistema energético que provea energía a precios competitivos, o las tan necesarias mejoras en las condiciones de infraestructura y logística, las políticas regionales y sectoriales son la llave para que la base industrial se consolide. De esta manera podremos fortalecer las potencialidades sobre las que debe edificarse la Argentina productiva”, concluyó Nougués.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés