El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Esta semana la AFIP reglamentará el blanqueo

Con la publicación de los pormenores de la iniciativa, entrará en práctica el programa de exteriorización por el cual el Gobierno Nacional espera recibir más de US$ 20.000 M.

25-07-2016
Compartir

Tras la promulgación el viernes de la ley de Reparación Histórica para jubilados y pensionados, que incluye el blanqueo de capitales impulsado por el Gobierno Nacional, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) publicará esta semana los pormenores del programa de exteriorización de capitales del cual el equipo económico del Gobierno espera que ingresen al menos US$ 20.000 M.

Además, el ente que conduce Alberto Abad comenzará un plan de “inducción” para que los contribuyentes se pongan en regla con el organismo.

Lo que está en discusión por estos días es si “se va a presentar todo en un solo paquete, o se irán dando a conocer” las resoluciones que reglamenten la Ley, con vistas a que todo esté disponible a partir de agosto, según confiaron fuentes de la AFIP a Télam.

Entre las regulaciones que deberán emitir el director de la AFIP, Alberto Abad, y sus asesores se encuentran los límites para la inscripción del blanqueo y los impuestos según el monto de dinero que ingrese al blanqueo cada persona. Para el caso de los que blanqueen menos de $ 305.000 (o su equivalente en moneda extranjera), no tendrán que pagar costo; quienes ingresen hasta $ 800.000 pagarán 5% de impuesto, y 10% para los montos superiores, según se desprende de la ley que sancionó el Congreso con una amplia adhesión de las distintas fuerzas políticas.

De manera paralela, se deberá reglamentar el beneficio de la exclusión de Ganancias para los trabajadores que no tributen Bienes Personales, que comenzaría a aplicarse con los haberes de julio.

Los números

“El recientemente promulgado blanqueo de capitales está llamado a ser un hito sumamente relevante para la gestión macrista”, asegura Federico Muñoz, de la consultora homónima. “Un blanqueo con alta adhesión constituiría un fuerte espaldarazo para el Gobierno, amén de contribuir a cerrar las complicadas cuentas fiscales”, asegura.

En ese sentido, el total de dinero que se vierta en el programa será la clave. El Gobierno Nacional se puso públicamente una meta que los economistas creen que será superada: US$ 20.000 M. De esta manera, lograr más de aquél número será un dato positivo.

En cambio, según los distintos especialistas, ingresarían al programa de exteriorización de capitales entre US$ 20.000 M y US$ 100.000 M.

Dinero disponible, existe. Como recuerda Muñoz, “la estimación oficial del INDEC da cuenta de la existencia de unos US$ 235.000 M en activos externos; de los cuales US$ 195.000 M serían activos líquidos y el resto, básicamente propiedades en el exterior”. Pero “el universo de activos externos no declarados que podrían acceder al blanqueo se ubicaría entre los US$190.000 M (según la estimación del INDEC) a casi US$ 400.000 M (según las estimaciones privadas más generosas)”, agrega. “La duda latente es qué proporción de estos fondos será exteriorizada. Hay varios factores que invitan a pensar que el blanqueo suscitará una gran adhesión: la creciente dificultad para mantener dinero “negro” en el sistema financiero internacional; la puesta en vigor de acuerdos de reciprocidad entre agencias impositivas que permitirá a la AFIP acceder a información de evasores argentinos; la ausencia de alternativas de inversión rentables en un mundo de negative yields y la mejora de las expectativas en la economía local tras el cambio de política económica. Por todo ello, creemos que el blanqueo será realmente masivo (seguramente, superior a los US$ 50.000 M), convirtiéndose quizás en un punto de quiebre positivo para las expectativas de la economía local”, plantea entonces el titular de la consultora Federico Muñoz & Asociados, en su último informe.

Los más optimistas confían en que a la confianza que puede inspirar el programa económico que impulsa Mauricio Macri, se sumará que a partir del año que viene, unos 48 países comenzarán a compartir la información de sus bases de datos tributarios. En ese sentido, algunos bancos ya sugieren u obligan a sus clientes que adhieran al blanqueo, lo que le agregaría mayores posibilidades de éxito a la iniciativa por sobre otras similares del pasado.

Asimismo, la AFIP comenzará esta semana lo que su titular denomina “un proceso de inducción” para que los contribuyentes que tengan inconsistencias entre sus declaraciones y sus gastos, se pongan al día con el organismo. “La idea es qué a través de la clave fiscal, se les haga llegar un mensaje a los contribuyentes diciéndoles que detectamos diferencias, y les pedimos que se pongan al día con el organismo”, dijo Abad en declaraciones a La Nación ayer. Así, con el entrecruzamiento de datos con inmobiliarias locales y extranjeras, consumos de tarjetas de crédito y demás, habrá una presión extra para exteriorizar los activos, entienden en la AFIP.

“Hay muchos argentinos que quisieran invertir pero no pueden porque están escondidos y a partir de enero habrá una presión muy fuerte de la AFIP con el intercambio de información con otros países”, indicó Prat-Gay a comienzos de junio, y alentó que los que tienen el dinero en el exterior a que ingreses al blanqueo “si no, a partir de enero, vamos a ir buscarlos, con los instrumentos que tendrá la AFIP”.

Muchas de estas disposiciones se conocerán concretamente esta semana, cuando se publiquen en el Boletín Oficial las primeras reglamentaciones de la iniciativa, que comenzará en agosto y durará hasta fin de año, aunque con posibilidades de extenderse por decisión del Poder Ejecutivo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés