El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

En la CABA, la inflación núcleo subió a 3,6%

La inflación total dio 3,2% y acumula 29,2%

15-07-2016
Compartir

Ayer, un día más tarde que el IPC publicado por el Indec con datos sobre Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, la Dirección General de Estadísticas de la Ciudad publicó su propio índice, que dio un resultado similar al del instituto nacional: 3,2%. La gran novedad del día estuvo en la aceleración que protagonizó la inflación subyacente o núcleo, que fue del 3,6%.

La “core”

Justamente, la inflación núcleo de mayo había sido 3,3% y se esperaba que se desacelerara. Por eso la sorpresa entre economistas activos en las redes sociales y consultoras es bastante grande: si bien se cumple el pronóstico de una caída de la tasa total, aunque un poco a medias ya que fue mucho menor a la esperada, la subyacente lejos de aflojar con sus presiones, creció.

La inflación núcleo interanual, por su parte, se aceleró en 2,9 puntos porcentuales. Así fue como la variación interanual de este indicador, que se enfoca en los incrementos de precios que no se dan por causas estacionales ni por aumentos de los precios regulados (lo que permite a los economistas realizar estimaciones sobre el futuro), llegó al 41%.

Datos sobre el total

Por su parte, la inflación interanual total para la Ciudad de Buenos Aires llegó a 47,1%, lo que implica una aceleración de 2,7 puntos porcentuales. Mientras que en lo que va del año acumuló un incremento de 29,2%, ya bastante por encima de lo que era la meta original del equipo económico de Cambiemos para todo el 2016.

Los bienes y servicios regulados aportaron un incremento de 2,1%, protagonizado por las subas en cigarrillos, telefonía fija, agua y servicios postales y alcanzando una interanual de 88,1%. Por su parte los es tacionales aumentaron al 2,5% con subas en vestimenta y verduras y caídas en cítricos y pasajes de avión.

Divididos en bienes y servicios, los bienes registraron aumentos al 2,3% y los servicios al 4%. El dato interesante es que en los bienes lideran los alimentos, de los que se esperaba un mejor desempeño (crecieron al 3%, liderados por las verduras al 9,9%), los medicamentos y el arrastre de los anteriores aumentos en cigarrillos. Los incrementos de los servicios por su parte, estuvieron impulsados por la salud, que creció al 8,7% (por las prepagas), por las expensas (influyen las paritarias de los porteros que comenzaron a pagarse en junio) y por los restaurantes.

Visiones

Las visiones especializadas siguieron siendo negativas, tras un miércoles ya con duras críticas. El economista Mariano Kestelboim fue duro cuando dijo que el equipo de Cambiemos triplicó la inflación para el primer semestre con respecto al mismo período de 2015. Matías Tombolini, por su parte, sostuvo: “Va a ser difícil escuchar buenas noticias en relación a los precios en este segundo semestre. La caída viene muy lenta”

Una curiosidad vino por el lado de la filtración del informe que permitió que Clarín anticipara el dato exacto durante el fin de semana pasado, a partir de una nota de su periodista Ismael Bermúdez, tal como contara El Economista en la edición del último lunes.

La publicación anticipada de los datos no sólo generó malestar en las opiniones generales sino que generó discusiones en el ambiente periodístico y económico durante la previa, tanto por el poco cuidado de la información pública sensible como por lo inesperado de los datos, que ayer quedaron confirmados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés