El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

El nuevo Procrear genera ilusión y algunas críticas

Opiniones acerca del nuevo programa.

12-07-2016
Compartir

El lanzamiento del Pro- CreAr 2 generó una serie de reacciones positivas por parte de distintas áreas del oficialismo. También surgieron algunas críticas y preocupaciones desde sectores de la sociedad civil.

El subsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Iván Kerr, celebró la posibilidad de avanzar en una agenda que solucione el déficit habitacional. “Lo primero es identificar al problema. Tenemos un déficit habitacional que alcanza al 25% de la población. Eso equivale nada menos que a 3.500.000 hogares”, dijo. Y agregó: “Estamos relanzando un programa que tiene buena penetración y reconocimiento entre la gente, pero sigue siendo poco y aspiramos a ampliarlo”

Por su parte, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, dijo: “El problema habitacional es demasiado grande en el país. Tenemos un compromiso de solucionar en el mandato del presidente Macri por los menos un millón de los más de tres millones y medio de viviendas. La insuficiente cantidad de viviendas, y la mala calidad de muchas de ellas en general, necesita del aporte de varios programas y estamos trabajando en eso”.

Acerca de algunas críticas que surgieron, en relación con el abandono del incentivo a la construcción, Kerr dijo: “El programa anterior sólo permitía la construcción. Nosotros queremos construir también. Pero entendemos que hay gente que necesita soluciones ya y comprar un departamento de 2 o 3 ambientes y también tiene que poder sacar un crédito hipotecario, como en cualquier parte del mundo”.

Consultado por Radio Universidad de Rosario, Ariel D'orazio, coordinador del Consejo Asesor de la Vivienda, criticó: “Lamentablemente lo primero que se puede decir es que el nuevo programa no está pensado como una función social, como si lo estaba el ProCreAr anterior”.

Sobre esa cuestión, Tomás Bibiloni, director nacional de Acceso al Crédito, afirmó: “Hoy desde la Nación nos interesa el segmento de gente que cobra de dos a cuatro salarios mínimos, que hoy está alquilando y que no puede acceder a una vivienda. La forma de ayudarlos es con una vivienda existente, ya que si tienen que pagar el alquiler mientras construyen es demasiado costoso”.

A esa misma cuestión, en línea con las afirmaciones de Frigerio, se refirió Kerr, quien afirmó que de lo que se habla es de un plan integral, donde el nuevo ProCreAr va de la mano con la construcción de viviendas sociales para quienes no son sujetos de crédito y urbanización de villas. “Todo eso ya está lanzado, ojalá en el futuro cercano podamos hablar de villas cero”, dijo. Y remató: “Otra clave es volver a generar crédito genuino a baja tasa”. Sobre eso, Bibiloni sostuvo: “El crédito hipotecario casi no existe. En Chile el volumen de crédito hipotecario es 20 veces más que acá. Apostamos a que la inflación baje para crear ese mercado y ahora vemos que eso sucede”.

Otras críticas que se oyeron referían a la cuestión de la transparencia. Raúl Dellatorre sostuvo en un artículo publicado por Página 12 que el salto de un sistema que se definía por sorteo a uno que se define por la puntuación subjetiva del Instituto de la Vivienda podría implicar cierta discrecionalidad. Sobre eso, Kerr dijo: “Queremos que esté direccionado a los sectores más vulnerables. De esta manera nos aseguramos de que los beneficiarios sean quienes más lo necesitan” y no quienes ganan el sorteo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés