El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 11°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 11°C

“El modelo apunta a reducir salarios”

30-06-2016
Compartir

Llegó el segundo semestre. ¿Qué cambiará y qué no?

Con respecto a la actividad económica, el segundo semestre va a ser parecido al primero: la tendencia recesiva va a seguir y el PIB caerá entre 2,5% y 3% en 2016. Si la actividad se empieza a mover algo en los próximos meses será por la obra pública, que estuvo completamente frenada. Pero, más allá de eso, no veo una reversión de la recesión porque el consumo, el gran motor de la demanda, está cayendo, y lo seguirá haciendo pues el poder adquisitivo de los salarios se vio perjudicado y eso no va a cambiar porque las subas salariales no van a compensar una inflación que, anualizada, ronda el 42-43% cuando la mejor paritaria cerró en 38%.

El panorama global se puso más complejo además?

Exactamente. Brasil está en una recesión que se profundiza y el mundo crece poco, y más aún después del Brexit.

¿Y las inversiones?

Tampoco tengo expectativas positivas. Por lo menos, en lo referido a la economía real. Los capitales extranjeros que entran, como ocurrió en los últimos meses, se direccionan a la inversión financiera a través de las Letes, los bonos en dólares por las tasas atractivas que paga el país o la bicicleta financiera gracias a las tasas altas en pesos con dólar estable o jugando con los futuros del dólar. Está todo reducido a lo financiero y la famosa lluvia de inversiones a la economía real no ha llegado, y no creo que llegue porque las condiciones no están dadas por los rendimientos que generan las inversiones financieras y porque los motores del crecimiento, tanto aquí como en el mundo, están apagados.

¿Y los precios?

Hay que ver qué pasará con el tipo de cambio y si van a seguir con los recortes en las tasas a partir de la presión cambiario por el Brexit y los reclamos de atraso cambiario que quizás ahora encuentren un escenario para generar una corrida contra el peso y hacia el dólar. Si el dólar vuelve a los $16, seguramente tengamos algún grado de impacto en los precios (pass-through), aunque seguramente haya menos margen para eso. Asimismo, vale decir que el gran objetivo de 25% que se plantea es el que teníamos el año pasado. Como contracara, tenemos una economía en recesión, con desempleo y un aumento muy importante en los niveles de pobreza, tal como va a atestiguar la UCA en un próximo informe.

Entonces, en el mejor de los casos la inflación terminará el año en 25% anualizada?

Sí, pero con un acumulado superior a 40%. Ya vamos más de 25% y, aun si se logra el 1,5% mensual que proyecta el Gobierno, vamos a

termina el año en 40%.

Luego, ¿será muy difícil penetrar ese nivel inercial y concluir 2017 con una tasa entre 12% y 17%, como dijo el BCRA en su Programa Monetario?

Se va a estabilizar en 20-25% y si el BCRA busca hacerla converger a esos niveles va a tener que generar, como contrapartida, una gran contracción monetaria que, si se combinará con un ajuste fiscal, agravará la recesión. Esa ecuación no me convence.

Pero no hay ajuste fiscal, ¿o sí?

Lo que se está haciendo, para no hacer el ajuste fiscal que piden algunos de sus sectores internos, es aumentando el déficit pero no con

emisión sino con endeudamiento externo en dólares. Esa película ya la vivimos y sabemos cómo termina. Pero el contexto es complicado porque la actividad está cayendo, la recaudación se está retrayendo en términos reales y muchos se están financiando contra el Fisco.

Le describo el escenario oficial para 2017: aumento importante en el valor bruto de la cosecha con su consecuente derrame en el interior del país, suba del salario real por menor inflación, gasto público expansivo e inversiones en alza. ¿Por qué no lo ve así?

Puede ser lo del agro y lo del gasto, pero no creo que los ingresos aumenten por encima de los precios: el modelo de Cambiemos apunta a reducir salarios y, por ende, seguirá cayendo el consumo. Asimismo, tampoco creo, como dije al comienzo, que hay un boom de inversión. En 2017 la economía terminará empatada o caerá. No veo una crisis, pero tampoco crecimiento.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés