El mercado celebra que la división del PJ debilitará a CFK

A más opciones dentro del universo peronista, más se diluye su caudal

13-06-2017
Compartir

Todo tiene que ver con todo y los gurúes económicos de la city andan con varias pantallas encendidas en simultáneo por estos días. Miran qué pasará con Theresa May y el Brexit en Bruselas, con las controversias de Donald J. Trump en Washignton, con las tasas de interés de EE.UU. en Wall Street y?con la interna peronista en el conurbano bonaerense.

Y en esa última área geográfica, el nudo gordiano de la Argentina contemporánea, las noticias que llegan parecen ser positivas pues todo indica que el PJ seguirá dividido y, así, las chances de Cristina Kirchner, el cuco de los mercados, se debilitarán considerablemente. “La división del PJ es un subtema clave del actual ciclo electoral”, dice un informe de Balanz Capital distribuido ayer entre clientes. “Todos quieren sepultar políticamente a Cristina Kirchner”, agrega. “Y no sólo Cambiemos”.  Quien la derrote, liderará. Ese es el cálculo que hizo Sergio Massa en 2013 y que hizo Florencio Randazzo a comienzos de año. Y ninguno quiere declinar ni (re)asociarse a su antigua jefa.

A tal punto, que Randazzo se ha convertido en una especie de esperanza, lote que también integran Diego Bossio y Juan Manuel Urtubey, entre otros, deseosos de ser la nueva cara del peronismo hacia 2019 y llenar el vacío que dejaría Cristina. Si pierde, claro. Y a eso apuestan.

Todo eso es positivo para el Gobierno. Como dicen varios analistas políticos, Cristina asegura la desunión de la oposición. Y eso se está viendo por estos días: el peronismo presentaría tres espacios distintos sólo en la provincia, y la lista podría extenderse a cuatro si agrupamos a los gobernadores del interior del país.  Y la provincia de Buenos Aires, la madre de todas las batallas, es nada menos que el último bastión simbólico y a la vez real del kirchnerismo. Si pierde ahí, quedará cerca de la extinción o el ostracismo patagónico.

Allí, en la madre de todas las batallas, además de Massa y Randazzo, está María Eugenia Vidal, la dirigente más valorada del país.  “Vidal puede darle a Cambiemos la magia para marginalizar al FpV en las elecciones legislativas”, dicen desde Balanz mientras Vidal se muestra y camina la provincia como nunca.

Además de la ingeniería electoral, dicen desde Balanz, Cambiemos debe acertar con “la narrativa” y ofrecer la mejor oferta para ese fin. ¿Será con Gladys González, Esteban Bullrich, Facundo Manes y/o Guillermo Montenegro? Se verá en pocos días.

Lo que parece ganar predominancia en el mercado es que, mientras las elecciones se acercan, el caudal de Cristina se diluye en la división y Cambiemos se acerca a ocupar el escalón más alto. Sin embargo, siempre es recomendable la cautela y esperar hasta el final.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés