El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 17°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 17°C

El Gobierno lanza una guía para prevenir prácticas anticompetitivas

10-12-2018
Compartir

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), organismo que depende del Ministerio de Producción y Trabajo, lanzó una guía dirigida a todas las asociaciones, cámaras empresarias y colegios profesionales con el objetivo de prevenir prácticas anticompetitivas.

Dichas recomendaciones buscan evitar la cartelización, la fijación conjunta de precios, los repartos de mercados o clientes y la colusión en licitaciones. Para ello recomiendan no realizar ciertas actividades como el intercambio de información comercial sensible entre los miembros de las cámaras.

“El objetivo principal es esclarecer el límite entre el derecho de asociarse y el deber de no incurrir en prácticas que dañen la competencia en los mercados”, sostuvo el titular de la CNDC, Esteban Greco.

En esta línea, detalló que la guía establece lineamientos y recomendaciones que las asociaciones deberán tener en cuenta a efectos de cumplir con las obligaciones establecidas en la Ley de Defensa de la Competencia.

“Las empresas tienen que competir, es la única forma de que los consumidores tengan opciones para obtener productos de calidad al menor precio posible y también la forma en que se promueve la innovación y la inversión en mejoras de productividad que permitan que la economía crezca en forma sostenible. Para ello tiene que haber reglas de juego claras y perdurables para todos, y esta guía las pone de manifiesto”, añadió.

En algunos casos, la responsabilidad de las entidades puede ser directa, si son ellas mismas las que deciden o recomiendan a sus asociados llevar a cabo conductas que violan la normativa de competencia. En otros, la responsabilidad puede derivar del hecho de que su conducta sirva para facilitar la comisión de prácticas anticompetitivas. Como pueden ser las prácticas de cartelización, si las empresas que forman una cámara se pusieran de acuerdo para no competir, concertando precios, dividiéndose los clientes o acordando cómo actuar para determinar el ganador en una licitación.

Algunas de las actividades que la guía establece como incompatibles con la Ley de Defensa de la Competencia están relacionadas con decisiones y recomendaciones de las cámaras acerca de: fijación de precios y reparto de mercados; intercambio de información comercialmente sensible; decisiones sobre entrada y salida a la asociación; sobre estandarización; y sobre publicidad.

De ese modo, la guía propone una serie de recomendaciones sobre las prácticas que las asociaciones y cámaras deberían o no adoptar. Asimismo menciona mejores acciones en cuanto al manejo de la información sensible, para prevenir conductas anticompetitivas en el seno de la asociación.

La nueva ley de Defensa de la Competencia, sancionada y reglamentada en mayo de este año, tiene como ejes la disuasión de los carteles y las prácticas monopólicas, la independencia de la autoridad de competencia, la transparencia, la eficiencia y la previsibilidad en la toma de decisiones.

Entre las medidas que incluye está el aumento de las multas, con criterios más claros para su determinación. También considera más graves las conductas de cartelización como las que la guía busca prevenir, e introduce un programa de clemencia, herramienta clave para prevenirlas y detectarlas.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés