El Economista - 70 años
Versión digital

mar 04 Oct

BUE 13°C
Versión digital

mar 04 Oct

BUE 13°C

El Gobierno se ilusiona con llegar a 1.000.000 de autos antes de 2023

Más de 40 de las autopartistas más importantes del mundo participaron del mini-Davos fierrero que organiza Cabrera

22-11-2017
Compartir

“Vamos muy bien”. Con su habitual optimismo, el Presidente cerró ayer el mini-Davos del sector automotriz que organiza el Ministerio de Producción que lidera Francisco Cabrera a través de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional con el apoyo de la  Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA). El optimismo se basa en que el reciente plan “1 Millón”, que aspira a producir 1.000.000 de unidades en 2023, puede cumplir su propósito “mucho antes”.

Más allá de eso, Macri pidió más integración aguas abajo en la industria. “La pata que nos está faltando” para apuntalar este proceso es “desarrollar más una industria proveedora de piezas y partes para que logremos una mayor sustentabilidad de toda la industria”. El Presidente, que en su pasado empresario transitó ese sector, recordó que con ese objetivo “hemos hecho la Ley de Autopartes” y apuntó que “ni siquiera hoy todavía tenemos una autopartista que provea ni cinturones ni cajas de cambio,  con lo cual eso demuestra que hay mucho para crecer en todos los ámbitos”.

Exportar y diversificar es otro asunto en la agenda del sector. Por eso, Macri afirmó que con la industria automotriz “tenemos que abastecer, no solo a Brasil, sino también al mundo, empezando por la región con algunos de nuestros productos”. Y para eso, dijo, “es muy importante que nuestra economía sea más previsible, que las reglas de juegos sean claras y que todos podamos desarrollarnos de esa manera, sin cosas inesperadas que en otras épocas  han sucedido”.

El evento (titulado “Foro de Inversión de la Industria Automotriz”) reunirá durante tres jornadas en el Hotel Intercontinental, en pleno centro porteño, a más de cuarenta empresas y referentes nacionales e internacionales del sector autopartista.

Sobre las condiciones macroeconómicas a las que aludía el Presidente se refirió, a su turno, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. “Bajar la volatilidad macroeconómica de Argentina es un objetivo de primer orden. El Presidente quiere que se juzgue el éxito o fracaso de su Gobierno por la capacidad de esta gestión de reducir la pobreza en nuestro país”, aseguró Dujovne.

“Hoy en Argentina se conjugan factores que no hemos tenido en el pasado, uno de ellos es la vigencia del tipo de cambio flotante, que es la mejor política que podemos tener en el largo plazo para amortiguar shocks externos. En segundo lugar, un Gobierno que está convencido de que tenemos que converger al equilibrio fiscal. Hoy Argentina es percibida como solvente en términos fiscales”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda.

En este sentido explicó que “para llegar a la solvencia nosotros tenemos un compromiso muy firme de cumplimiento de metas fiscales que nos depositan en el equilibrio primario de nuestras cuentas públicas en 2021”. Por último, recordó que la meta de 4,2% del PIB para 2017 “se va a cumplir”.

Más voces

El secretario de Industria, Martín Etchegoyen y el vicepresidente de la AAICI, Francisco Uranga, presentaron a las compañías presentes el potencial que existe para el crecimiento del sector en Argentina y los instrumentos que creó el Gobierno para el fortalecimiento de la cadena de valor automotriz. En su exposición, Etchegoyen adelantó que se está trabajando en la implementación de un centro de desarrollo tecnológico público-privado para el sector autopartista con el objetivo de mejorar la innovación y la competitividad.

El flamante presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) y presidente de Renault Argentina, Luis Fernando Peláez Gamboa, afirmó que “las terminales automotrices destinamos un porcentaje importante de nuestras inversiones al desarrollo, equipamiento y capacitación de proveedores, y con los últimos anuncios serían unos U$S 1.000 millones aproximadamente para el próximo trienio”. Además de potenciar este proceso natural, dijo Peláez Gamboa, “dado el avance de las nuevas tecnologías de movilidad y avance tecnológico es de nuestro interés trabajar en conjunto con el sector público y privado en la creación de un centro de desarrollo tecnológico que nos permita estar insertos en las exigencias del nuevo mapa global”.

Disertaron también en el encuentro el ministro de Producción de Buenos Aires, Javier Tizado; su par de Industria, Comercio y Minería de Córdoba, Roberto Avalle y el secretario de Industria de Santa Fe, Emiliano Pietropaolo. Durante el evento las terminales argentinas mantuvieron reuniones con potenciales inversores.

Macri afirmó que con la industria automotriz “tenemos que abastecer, no solo a Brasil, sino también al mundo, empezando por la región con algunos de nuestros productos”

En el panel-conversación con líderes del sector participaron Cristiano Rattazzi, de FIAT; Raúl Amil, de la Asociación de Fabricantes de Componentes (AFAC); Alejandro Pedrosa, de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA); Ricardo Pignanelli, del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA) y Raúl Torres, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

Hoy, en su segunda jornada, las empresas visitantes recorrerán las plantas de las terminales en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, el corazón productivo de Argentina para el sector.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés