El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

El consumo cayó 9,2% en mayo

06-06-2016
Compartir

Por quinto mes consecutivo, el consumo de productos masivos retrocedió en la comparación interanual. Además, la retracción se aceleró y, en mayo, fue de 9,2% (medida en unidades). Así, las ventas minoristas acumulan en los primeros cinco meses del año una merma de 5,7% comparado con el mismo período del año anterior. Según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las cantidades vendidas en los locales minoristas vienen registrando caídas interanuales que se vienen profundizando: 2,3% en enero; 4,5% en febrero; 5,8% en marzo; 6,6% en abril y 9,2% en mayo.

Para CAME, las ventas retrocedieron “empujadas por la pérdida en el poder adquisitivo de las familias”. Asimismo, la caída en el consumo se sintió en todo el país, y afecta a los comercio por duplicado porque “se combina con las subas de costos que están teniendo los comercios frente a los ajustes tarifarios y otros incrementos, que los limita para lanzar ofertas o promociones que ayuden a reactivar el comercio”. Se destacan, en este contexto, “los problemas de liquidez” que afrontan muchos comercios.

Así, se desprende que el último mes los consumidores se limitaron a adquirir sólo los bienes necesarios y algunas ofertas que resultaran convenientes. Entre los veinte rubros que componen el relevamiento mensual de CAME, sólo la venta en farmacias registró un incremento interanual, que reflejó una mejora del 1,3%. El resto exhibió números negativos y, en varios sectores, con caídas porcentuales de dos dígitos.

Lista de compras

“El programa Ahora 12 ayudó a contener la caída, pero ya no alcanza como política para empujar el consumo porque la gente está enfrentando problemas financieros y evita en lo posible endeudarse, para evitar contraer obligaciones con elevados costos que dificultan su pago”, sostienen desde CAME. Asimismo, por el lado de los comercios, el informe destaca que éstos “fueron más austeros con las políticas de descuentos, ya que prácticamente se quedaron sin resto para absorberlos”.

 En el desagregado por rubros sobresale el desplome de 19,6% en las ventas en electrodomésticos y artículos electrónicos en un contexto en el que predominó la venta con tarjetas de crédito y en cuotas sin interés. Durante el mes pasado, en ese rubro “las ventas se concentraron en calefactores, pequeños electrodomésticos, y algo de computadoras y televisores, traccionado por la oferta en doce cuotas”.

Pierden todos

Otros rubros con importantes caídas fueron golosinas, que registró un retroceso interanual de 15,3%; bijouterie, con 13,1%; materiales de construcción, con 12,7% y bazar y regalos, que tuvo una retracción del 11,9%. Las ventas en indumentaria tuvieron una baja del 9,4%, un rubro que se caracterizó por la prudencia por parte de los consumidores. En definitiva, mucha recorrida pero compras muy pensadas y concretadas, estrictamente, en base a las necesidades. Algo semejante ocurrió con sectores como marroquinería (-9,8%), muebles de oficina (-9,2%), muebles del hogar (-9,1%), perfumería (-9,3%), textiles y productos de blanco (-9,2) y neumáticos (-9,4%).

Entre los sectores con mejores desempeños puede mencionarse farmacia y, pese a las caídas, alimentos y bebidas (-2,3%), calzados (-7,4%), así como joyería y relojería (-8,2%). En alimentos, el dato saliente es la mayor orientación hacia locales de proximidad y negocios de barrio “que le permiten (a los consumidores), por un lado, controlar mejor los gastos, y por otro, adquirir segundas y terceras marcas”, sostiene CAME.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés