El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

El 82% del presupuesto de hospitales son salarios

Según IDESA, para mejorar la atención es necesario impulsar cambios profundos en “los estilos de gestión de los hospitales públicos”.

08-08-2016
Compartir

A partir del anuncio del presidente Mauricio Macri, que prometió crear una cobertura universal de salud para aquellos que no cuentan con obra social, desde la consultora IDESA señalaron que para cumplir con el objetivo, más que multiplicar la inversión, es imprescindible impulsar una serie de cambios profundos en “los estilos de gestión de los hospitales públicos”.

Según precisó la consultora, el sector salud argentino brinda a la población tres vías de acceso a la atención médica. Una es el sistema de obras sociales, que aglutina al 46% de la población. La segunda es el sistema privado de medicina prepaga, a la que accede el 16% de la población (de los cuales dos tercios son personas que teniendo cobertura de obra social derivan su aporte a una empresa de medicina prepaga). El 38% restante de la población no tiene cobertura a través de un seguro de salud, sino que es atendida de manera espontánea y gratuita en los hospitales públicos.

A partir de datos de algunos presupuestos provinciales, la consultora advierte que mientras el 16% se destina al pago de insumos y el 2% a inversiones, el 82% del consupresupuesto de hospitales se destina al pago de personal. “Aunque se trata de información parcial y estimativa, las proporciones resultan muy sugerentes. La gran mayoría del presupuesto de los hospitales se vuelca al pago de salarios de médicos, enfermeros, mucamas, paramédicos y administrativos, al punto que 8 de cada 10 pesos se aplica al gasto en personal. El resto de las erogaciones se destina a insumos para alimentación, limpieza, medicamentos, descartables, equipos y mantenimiento. Las partidas para inversiones en los presupuestos hospitalarios, en general, son mínimas y se manejan centralizadamente”, agregan.

Desde IDESA advirtieron que ninguna provincia publica datos de cantidad y perfil de sus recursos humanos en salud pública, ni sobre su producción hospitalaria como podría ser horas trabajadas, consultas atendidas, internaciones y cirugías. De allí que no se sabe cuál es la producción de cada profesional, que ?según lo averiguado por la consultora? en algunos casos se evalúa muy baja. “Si la infraestructura hospitalaria se usara plenamente y los empleados cumplieran con la dedicación horaria fijada en sus contratos, la oferta de servicios que los hospitales públicos pondrían a disposición sería muy superior a la que podrían llegar a demandar las personas sin cobertura de un seguro de salud”, consideran.

Además, señalaron que para mejorar la atención de la gente sin cobertura de seguro es crucial revertir el ambiente de desmotivación y descontrol que prevalece en los hospitales públicos. “Mucho más importante que invertir en infraestructura y equipamiento médico es destinar recursos y esfuerzos de gestión a cambiar los comportamientos del personal. En particular, es fundamental que las remuneraciones premien la dedicación y los controles mitiguen la falta de compromiso”, concluyeron.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés