“El 2016 fue duro, pero se sentaron las bases de un crecimiento sostenible”

24-01-2017
Compartir

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dio definiciones importantes acerca de su visión de la economía y respecto a lo que cabe esperar del futuro del país en algunos temas clave.

Actividad

Dujovne está convencido de que el 2016 fue difícil para la sociedad argentina pero se logró sentar las bases para una economía más sana, sin parches y lista para empezar un proceso de crecimiento. “Esperemos que dure muchos años. En los últimos 40 años la economía creció sostenidamente en muy pocas ocasiones y luego de crisis muy duras y con licuaciones muy grandes de salarios y ajustes terribles. En el 2016 el Gobierno generó las bases para un proceso de crecimiento sin esa experiencia traumática”, se ilusiona.

Empleo

Sostuvo: “Pasamos por un momento difícil en la primera mitad del año, y el empleo formal cayó junto con el salario real. Pero a partir de agosto se estabilizó y el empleo formal crece a más de 20.000 puestos por mes desde octubre”. El ministro compara esa situación con las volatilidades que se vieron entre 2011 y 2015 y afirma: “Es un cambio importante, en los últimos meses los salarios y el empleo crecen”. Lo cierto, en épocas de volatilidades, es que el crecimiento referido lleva por ahora unos meses y la gran pregunta de los analistas es hasta qué punto será sostenible.

Regulación laboral

Tal los números que planteo el ministro en una entrevista con La Red, Argentina tiene 17.600.000 de ocupados. De ellos 3.000.000 estás en el sector público, 6.000.000 son formales del sector privado, 5.000.000 son informales y 3.600.000 son cuentapropistas. La clave es subir la proporción de formales: “Son muy poquitos en relación al total de ocupados. Cuantos más tengamos, mejores salarios reales, más protección y mayor empleo de calidad vamos a tener”. Desde su mirada, en ese sentido van medidas como el cambio de regulación de las ART o el mentado blanqueo laboral.

Salarios

El tema está muy ligado a la cuestión del crecimiento. En la semana, Miguel Bein dijo que, para que se cumpla su pronóstico de crecimiento de 5%, las paritarias tendrán que cerrar 4 puntos por encima de la inflación. Dujovne se corrió: “Lo bueno es que en Argentina hay un proceso de paritarias libres donde cada sector puede negociar con los sindicatos el aumentos salarial que considera conveniente. Si un sector puede pagar una pauta más alta es porque le está yendo bien y puede trasladar a los salarios esa situación de holgura que tiene. Si vemos que en el sector privado se pagan aumentos por encima de la inflación será porque hay aumentos muy grandes de la productividad y del nivel de actividad”. Y lo contrario: “Si paga aumentos que no puede afrontar, tampoco se generarían las condiciones para crecer”.

Pobreza

“Está relacionado con la cuestión del empleo formal. Los trabajadores informales ganan en promedio $ 6.500 por mes. En promedio los formales ganan entre $ 12.000 y $ 13.000. Generar empleos formales es reducir la pobreza”, sostuvo. Y además acentuó que otra clave es alcanzar la mentada estabilidad de largo plazo en el crecimiento: “Cada crisis genera una nueva oleada de pobres que luego es difícil sacar de la marginalidad. Si crecemos de manera estable, con impuestos y gastos eficientes y equitativos, vamos a reducir marcadamente la pobreza”.

Inflación

La lucha contra la inflación que encara el Gobierno junto a Hacienda y el BCRA carga con el lastre de tener que ocurrir mientras se ajustan precios relativos. “Estamos normalizando los precios de los servicios públicos. Eso genera más inversión en generación eléctrica y de gas, lo que ayuda a bajar en el largo plazo los costos de todo el sector productivo. En el corto plazo tenemos que afrontar los costos de la normalización”, dijo. La clave, entonces, es la pelea por el resto de los precios, con centro en la inflación núcleo, de forma tal que el acomodamiento sea relativo y no tan inflacionario en términos absolutos. De hecho, afirmó: “Así como hay precios que tienen que seguir normalizándose, al resto de la inflación, con una economía ya saneada y donde la emisión ya no es descontrolada, la vamos controlando y balanceando para lograr llegar al objetivo de 17%”.

Déficit

El foco de la mirada de Dujovne está puesto en lo fiscal, aunque su mano se empezaría a notar realmente en 2018 cuando se aplique un Presupuesto que cuente con su participación activa a la hora de la confección. Por ahora, dice: “El programa económico es el mismo del año pasado. No creo mucho en las etiquetas. Hay que ser pragmático. Venimos a cumplir con el Presupuesto votado. Eso tenemos que ejecutar”. Para el futuro apunta a un cambio estructural y de largo plazo “acerca de cómo se recauda y cómo se gasta”, con más eficiencia y equidad. Al respecto, la clave es bajar el déficit de manera gradual, mientras se eliminan impuestos distorsivos y se aumenta el gasto en infraestructura. “Vamos a bajar el déficit gradualmente, pero sin pausa. Todos los años va a haber menos déficit”.

Trump

Aunque se declara en contra del proteccionismo exagerado, sostuvo: “El principal canal de transmisión de lo que puede hacer Estados Unidos con su política hacia Argentina viene por el lado financiero y por eso es muy importante lo que hizo el ministro de Finanzas, Luis Caputo, cerrando en estos días buena parte de la necesidad de financiamiento en el exterior. Cualquier impacto de acá para adelante será minimizado”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés