Desde 2017, AFIP tendrá acceso a información de varios paraísos fiscales

El país comenzará a intercambiar información fiscal con unos cincuenta países en el marco un convenio firmado con la OCDE.

23-05-2016
Compartir

A partir del 1º de enero de 2017, Argentina comenzará a intercambiar información fiscal de manera automática con unos cincuenta países en el marco un convenio firmado con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), algunos de ellos considerados aún paraísos fiscales, lo que pondría bajo el control de la AFIP a argentinos que tienen cuenta offshore en los distritos que aceptan cooperar en la fiscalización tributaria.

“En el mundo, el negocio off shore, que hoy se estima en US$ 3.500 billones, será cada vez menos negocio, y los expertos en el tema esperan que, a la par, el Gobierno de Mauricio Macri implemente un blanqueo general antes de fin de año, que permita una transición al cambio en la reglas históricas del juego”, evaluaron coincidentemente diversas fuentes consultadas por Télam.

La economía mundial avanza hacia la transparencia fiscal y por esto hay cincuenta países que firmaron un acuerdo en el marco de la OCDE y en esta realidad mundial los argentinos que tienen posiciones en jurisdicciones fiscales off shore o paraísos fiscales deberán adecuarse a un nuevo contexto y, por eso, muchos de ellos esperan la formalización de un blanqueo general que les permita ponerse al día con la exigencias fiscales de la AFIP.

“Hay veinticinco países que han utilizado esta herramienta del blanqueo desde la crisis del 2008. Se trata de un mundo que va hacia un blanqueo global, con lo que una ley seria que permita a muchos argentinos que paguen un tributo y puedan exteriorizarlo sería muy importante” explica Zenón Biagosch.

¿Quiénes son? Entre los firmantes del acuerdo internacional que entra en vigencia el año próximo ?algunos lo harán en el 2018?, se encuentran países como Barbados, Colombia, Corea, India, Islandia, Mauricio, México, San Marino, Seychelles, Sudáfrica, Trinidad y Tobago, Islas Feroe, Guernesey, Isla de Man y Jersey y los territorios británicos de ultramar Anguila, Bermuda, Gibraltar, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas y Montserrat.

Muchos de ellos son considerados hasta ahora como paraísos fiscales y alguno, como Bermudas, realiza esfuerzos desde hace casi veinte años para evitar esa categorización negativa y se presenta como “jurisdicción fiscal off shore” porque controla y exige la identificación de hasta el último beneficiario de cada sociedad que acepta inscribir en sus registros. Bermudas también requiere que estas sociedades no tengan deudas fiscales en sus respectivos países de origen.

Este esfuerzo de países en pos de la transparencia fiscal tiene origen en las consecuencias que dejó la crisis mundial y de la que el mundo aún no terminó de recuperarse. Por ello, los gobiernos empezaron a presionar sobre el tema para paliar los abultados déficits fiscales, y apuntaron contra el negocio de la elusión fiscal de las multinacionales, conocedoras de todos los rincones off shore y que aprovechan al máximo las asimetrías fiscales en los distintos países.

Los números

En cuanto a lo que representa la torta de la elusión mundial. Tax Justice, por ejemplo, sostiene que el flujo de evasión global alcanza los US$ 3.500 billones (5% del PIB mundial), y que el stock acumulado de activos financieros no declarados y administrados en paraísos fiscales asciende al 40% del PIB mundial.

“A partir de esa crisis, comenzó un cambio de paradigma hacia la transparencia internacional, para buscar terminar con la opacidad de información de un sistema internacional que perduró por más de un siglo” explica la especialista en tributación, Sandra Corvalán.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés