El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 19°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 19°C

¿Cuánto crece la economía?

Apareció el PIB-Congreso

02-08-2013
Compartir

Las estadísticas paralelas a las del Indec siguen en aumento. Los diputados de la oposición difundieron una medición propia del Producto Interno Bruto (PIB). No hubo sorpresa. Tal como se esperaba, y como es perceptible en el mercado, el crecimiento de la economía argentina en el primer trimestre fue solo del 0,5%, bastante por debajo del 3% que anunció el Indec para ese período, y que había despertado dudas y sospechas en muchos analistas.

Lo mismo seguramente sucederá cuando se conozcan las cifras del segundo trimestre del año: el organismo oficial informó un crecimiento anual de 7% en abril y 7,8% en mayo, pero en el sector privado, si bien se reconoce que el período fue muy superior al de comienzos de año, se estima que la expansión fue bastante menor a lo que se está informando.

Tras ver cómo cada vez más de los tradicionales indicadores que eran propiedad exclusiva del Indec ahora pasan a estar en manos de privados, y siendo incluso más referenciados, una pregunta que muchos comienzan a hacerse es cuál es realmente la dimensión de la falsedad estadística. Además, qué sucede por ejemplo con mediciones como el desempleo: ¿Realmente es de 7,2% de la Población Económicamente Activa (PEA) como dijo la presidenta Cristina Kirchner o la supera?

Es sabido que la inflación, la pobreza o las ventas en supermercados y shopping son indicadores hoy irrelevantes en su versión oficial porque muestran una película poco cercana a la realidad. Pero las sospechas por estos días se extienden: ¿La intervención estadística llega sólo al Indec o traspasa hacia otras instituciones muy relevantes para la política económica?

Al difundir los resultados del PIB-Congreso, una de las primeras observaciones que se hicieron fue que el año próximo la Argentina tendrá que pagar US$ 3.500 millones de más a los acreedores externos por sobreestimar el crecimiento. Los diputados a cargo de estas nuevas cifras anunciaron, además, que mes a mes se difundirá el PIB-Congreso para poner luz sobre las que a su juicio son las contradicciones estadísticas del Indec.

Las distorsiones preocupan a todos, y cada vez más. Porque tampoco termina de ser confiable que sean los políticos opositores quienes midan las variables más importantes en la Argentina. Todas señales, sin dudas, del complicado marco institucional que vive el país.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés