El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 21°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 21°C

Continúan las quejas por las importaciones

Varias cámaras empresarias manifestaron disconformidad por el nuevo régimen puerta a puerta.

26-07-2016
Compartir

por Mariano Cúparo Ortiz

El nuevo sistema de requisitos para las importaciones de bienes de consumo puerta a puerta sigue generando debate. Mientras algunos economistas celebran la entrada de productos más baratos, varias cámaras empresarias se suman a las quejas de la CAME y expresan su preocupación ante el creciente ingreso importador.

En ese sentido, el presidente de la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), Alberto Sellaro, no solo manifestó críticas por las importaciones que podrían llegar al país sino por la fuerte caída del consumo interno que, asegura, impactará fuerte en las pymes si no hay un repunte. “La mayor preocupación del sector es la caída abrupta del mercado interno. Si el consumo en los últimos años fue de 135 o 140 millones de pares entre nacionales e importados, y esto baja 12% o 15%, habrá una merma del consumo de 15 millones. Eso va a repercutir en las fábricas”, lanzó. “En calzado convivíamos con un recorte del ingreso de importaciones, que hacía que fueran de alrededor de 21 millones de pares del año. Vemos que hasta el mes pasado creció en 31% o 32%. Son 7 millones de pares más”, cuestionó, y contrapuso con que “el consumo interno fue el eje de estos años de políticas activas como el Ahora 12, que ayudó mucho y que generó un boom de consumo”. En esa misma línea, el presidente de Federación Comercial de Córdoba (Fedecom), Marcelo Stehli, consideró que “la modificación llega en un momento poco oportuno ya que es un contexto inflacionario en el que los costos en alza de la producción local están deteriorando la competitividad de la producción nacional, y en un mercado que consume bastante menos que el año pasado, los productos importados seguramente ganarían participación en las ventas”.

También coincidió la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), al decir que “las erráticas políticas actuales en materia de comercio exterior han desatado una ola de importaciones que está afectando seriamente a múltiples sectores productivos” en un marco de “fuerte caída en las ventas del mercado interno, incertidumbre sobre el costo de servicios públicos a causa de los tarifazos, falta de crédito y ahogo impositivo para las pymes”.

“Es una situación de emergencia”, sostuvo Apyme. Al respecto, Sellaro opinó sobre el nuevo régimen: “Ahora se pueden comprar US$ 5.000 por año. Si un millón de personas lo hacen, serán US$ 5.000 millones”. “En China los sueldos son US$ 100 por mes y aquí, si bien es cierto nuestros sueldos son muy buenos, aunque no alcanzan, no podemos jamás ser competitivos con los costos de Asia. Es imposible. Acá los sueldos están en US$ 1.100 por mes. Más allá de los impuestos y la gravitación de la energía en las pymes”, comparó.

En tanto, Apyme concluyó: “Es un nuevo factor en contra de la competitividad de los productores y comerciante locales. Resultaría letal para el país seguir ahondando en políticas de liberalización que sólo favorecen a sectores concentrados y multinacionales”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés