El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 11°C
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 11°C

Confiado en la desinflación, el BCRA bajó la tasa a 30,75%

Las turbulencias del dólar en las últimas jornadas habían extendido la creencia de que el BCRA podría ponerle una pausa al proceso de reducción de tasas. Sin embargo, la entidad contrarió esas expectativas y dijo que la variable que mira es la inflación.

29-06-2016
Compartir

Era una de las licitaciones más esperadas. Las turbulencias del dólar de las últimas jornadas habían extendido la creencia de que el BCRA podría ponerle una pausa al proceso de reducción de tasas que había comenzado hace un tiempo ante el temor de que aumentara la dolarización de portafolios, el dólar se vaya más allá de lo deseado y, finalmente, todo eso impactará en el objetivo primordial de la entidad: reducir la inflación.

Pero todas esas especulaciones se cortaron ayer a la tarde. “El BCRA ha decidido reducir en 75 puntos básicos su tasa de referencia, la correspondiente a la LEBAC de 35 días, a 30,75%. Al mismo tiempo, se reducen las tasas de pases pasivo y activo en 75 puntos básicos, a 26,50% y 35,50% respectivamente para operaciones a un día y a 27,50% y 36,50% para el plazo de siete días”, dijo el BCRA en el tercer párrafo de su comunicado.

Seguimos bien

En el primero, explicó los motivos que, para muchos, no fueron sorpresivos. “Si bien en la última semana no se publicaron datos oficiales de precios al consumidor, diversos indicadores sugieren que el proceso de desinflación se mantiene en línea con el sendero planteado por el BCRA”. Según la entidad, “las mediciones de alta frecuencia seguidas por la autoridad monetaria continúan reflejando una tendencia declinante en la inflación durante el mes de junio”.

Brexit

En su comunicado, la entidad también se refirió a la suba del dólar, que atribuyó al Brexit. “En el contexto de una mayor aversión al riesgo gatillada por este resultado, se produjeron caídas en los principales índices bursátiles, materias primas y monedas emergentes, incluido el peso argentino. El Banco Central considera que la depreciación del peso en este contexto es deseable para amortiguar efectos negativos de un shock externo sobre la economía real. Una de las virtudes esenciales del régimen cambiario adoptado por esta institución está precisamente en la flexibilidad que le imprime a la economía nacional para afrontar los eventos externos”, dijo.

Las reacciones

Para algunos, eso fue una señal de coherencia y un indicio de “desdolarización” de la política monetaria. Significa “el abandono del TCN como ancla de expectativas y la construcción de la tasa como la variable instrumental por excelencia”, dijeron desde Consultora Ledesma. Para otros, fue una movida arriesgada por los motivos antes aludidos (hay que monitorear cómo impacta en el “billete”) y porque no están muy convencidos de la desinflación que detecta la entidad.

La licitación

El efecto monetario de la licitación de fue expansivo en $31.470 millones, lo que fue parcialmente compensado durante la última semana por una contracción por operaciones en el mercado secundario de $19.665 millones, dando como resultado un efecto expansivo neto por operaciones de Lebac de $11.805 millones.

Las propuestas alcanzaron un nivel de $ 56.900 millones, adjudicándose $ 44.016 millones, lo que implica la renovación parcial del vencimiento que era de $ 73.755 millones y una baja en el stock en circulación por $ 29.738 millones, generando una expansión de la base monetaria de $ 31.470 millones.

Las tasas de corte se ubicaron en 30,75%, 30%, 28,9%, 28,35%, 27,75%, 27,25% y 27% para los plazos de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés