El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 21°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 21°C

Cómo impactará el blanqueo de capitales en la economía

Los economistas hacen sus primeros cálculos sobre las consecuencias macroeconómicas que podría traer el programa de exteriorización de activos que comenzará el próximo lunes.

27-07-2016
Compartir

El Gobierno Nacional espera tener el blanqueo de capitales plenamente operativo para el lunes de la semana que viene. Por eso ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el Banco Central, el Ministerio de Hacienda y Finanzas y el resto de los organismos estatales y ministerios involucrados en el diseño del programa ultimaban los detalles del decreto que ?según pudo averiguar El Economista? saldría publicado entre hoy y mañana. Este paso definitivo se sumará a la promulgación el viernes pasado de la ley y de que el Banco Central sacara su Comunicación A 6.022, con los requisitos y características de las cuentas que se abrirán para quienes participen del programa.

Entre bambalinas, los funcionarios todavía mantienen diferencias respecto a la letra chica de la reglamentación. La AFIP, por caso, pretendía que la tasa que paguen quienes participen del blanqueo se pueda abonar en cuotas, aunque la idea después quedó en el camino. En cambio, sí lograron introducir una cláusula que establecerá que el que ingrese al blanqueo pero omita declarar una parte ?de hasta $ 300.000? de sus activos no declarados, se le retrotraerá la exteriorización de la parte ingresada al programa. Así, por ejemplo, quien tenga $ 1 M fuera del sistema y deje sin declarar la mitad, si es descubierto perderá la posibilidad de blanquear los otros $ 500.000.

El lunes, luego de que se haya reglamentado el blanqueo, comenzará un lento proceso que durará hasta marzo, pero podría extenderse. El impacto que tendrá sobre la economía el programa estará determinado por cuál sea el monto que ingrese finalmente y por qué vía lo hagan, por eso la incógnita preocupa a los economistas. “Resulta difícil determinar exactamente cuanto recaudará, pero frente a una norma similar en Chile, en ese país se blanquearon US$ 18.775 millones, lo que nos hace pensar que en Argentina será una cifra muy superior, pues los argentinos tenemos mayor tradición de llevar el dinero al exterior”, aseguró, en ese sentido, Horacio Cardozo, consultor en derecho tributario e impuestos del estudio tributario Cardozo & Lapidus, ante la consulta de El Economista. Para Cardozo, habrá un ingreso total de más de US$ 60.000 M. Un resultado similar espera Martín Polo, economista jefe de la consultora Analytica, quien espera más de US$ 50.000 M.

Las opciones para quienes ingresen en el blanqueo, en tanto, serán cinco: tomar títulos públicos a tres o siete años, sin pagar un costo por ello pero a tasas cercanas a cero y teniendo inmovilizados sus fondos por los primeros años; formar fondos de inversión, lo que tampoco tendrá costos, pero que implica también tener inmovilizado el capital y tasas mayores a las de los bonos, aunque todavía bajas; o mantener el dinero en depósitos, en el extranjero o en el país, aunque pagando tasas de 5% a 15%, según el momento en que se adhieran. Según Polo, cerca de la mitad optaría por ingresar con bonos, otro 40% preferiría mantener su dinero en depósitos y una minoría, cerca de US$ 5.000 M, se volcarían en fondos de inversión.

De este modo, el impacto sobre la macroeconomía sería importante desde distintos frentes. Por un lado, le significaría un alivio financiero al Gobierno. “Con esto, ya tendría las necesidades financieras prácticamente cubiertas hasta 2019. Para todo lo que venza, va a tener los dólares para pagarlo. Y si el Gobierno es prudente, lo tiene que usar para cancelar deuda vieja por está que no devenga prácticamente tasa de interés”, plantea en diálogo con El Economista. Además, cambiaría el perfil de deuda del Estado, lo que le significaría un ahorro fiscal al Gobierno y una caída del riesgo de la deuda argentina, dado que “no va a haber un período donde el Gobierno se quede sin fondos para pagar deuda”. En cambio, según Daniel Artana, aunque el blanqueo “va a ser un éxito”, no sería suficiente para solucionar las necesidades financieras del país, dado que “las cuentas no dan porque aunque se logre un blanqueo superexitoso, no alcanza para resolver problemas fiscales de flujo”, según dijo a Télam el economista jefe de FIEL.

Por otra parte, el blanqueo tendrá un impacto positivo sobre la recaudación tributaria, que Polo estima que ?si se adhieren US$ 5.000 M aproximadamente por las opciones con tasas de 10% promedio de costo?, será significativo. Asimismo, los fondos que sean declarados pagarán Bienes Personales a partir del año que viene, lo que aumentaría aún más los ingresos a AFIP.

En contrapartida, si se produce un ingreso de dólares muy elevado, el BCRA podría tener que salir a comprar esos fondos que harían crecer las reservas, pero a costa de un atraso del tipo de cambio y una mayor dominancia fiscal, que presionaría sobre la inflación.

Asimismo, el mercado financiero podría tener un impulso extra, dado que los fondos no declarados que están en cuentas en el extranjero y se incorporen al blanqueo deberán ser derivados a depósitos. A su vez, eso aumentaría su capacidad prestadora, lo que podría tener un efecto positivo sobre el nivel de actividad económica. No obstante, si la mayoría de los capitales exteriorizados no son fondos repatriados sino derivados de actividades informales que ya estaban en el país, el impulso será menor, o incluso nulo.

Más allá del número concreto de capitales que logre recaudar, en el Gobierno confían en que la iniciativa será exitosa. No tanto por una demanda de un programa de estas características por parte de los actores económicos -que entienden que es inexistente hoy día- sino por la dificultad que supondrá a partir del año que viene mover dinero no declarado en el mundo que por.

Será un proceso lento, que durará hasta marzo. En ese sentido, cómo avance la economía nacional en los próximos meses podría definir si su éxito es mayor o menor. Por su parte, AFIP realizará entrecruzamientos de datos, sugerirá a quienes le encuentre dinero no declarado que se adhiera al blanqueo y permitirá a las personas conocer qué tenencias se les detectó, para impulsar a una mayor adhesión.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés