El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 32°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 32°C

“China es un fenómeno que llegó para quedarse”

Entrevista a Dante Sica.

29-08-2016
Compartir

¿Es real la amenaza china para la industria nacional, hay más ingreso de productos de ese origen?

Hicimos una mirada de los últimos años, la idea era tratar de ver un fenómeno que se está dando en América Latina que es un proceso de desindustrialización y tratar de encontrar elementos para ver si era un proceso más asociado a un cambio estructural o si tenía que ver también, en parte, con una responsabilidad por lo que es la impronta de las importaciones chinas.

Hicimos un trabajo con dos personas más de México, y se determinó que hay un impacto, en especial en aquellos sectores donde China tiene mucho subsidio a la producción. Pero no es que la responsabilidad es 100% de las importaciones chinas, sí hay un contexto externo donde las importaciones lo hacen y en especial crecen mucho más sobre el total del consumo de bienes industriales, hoy las importaciones chinas pasaron del 5 al 16% pero también hay una fuerte responsabilidad de las políticas locales, que tanto en Argentina como en Brasil nunca pudieron coordinarse y, a su vez, no amortiguaron los impactos en el área industrial.

¿Encontraron diferencias en países por la escala?

Hay una entrada de productos en México pero el mayor problema de la industria mexicana no es tanto la importación sino cómo le está disputando el mercado americano, porque las importaciones chinas en EE.UU. han crecido mucho, hoy el principal origen de las importaciones en Estados Unidos es China. Algo similar le pasa a Brasil, ya que los productos chinos no sólo están entrando al mercado brasileño, pero el mayor perjuicio a la industria brasileña es el desplazamiento como proveedor de insumos intermedios o bienes de capital o de consumo en el mercado argentino.

¿La primarización es un problema de la relación bilateral?

Eso es común para los tres países, mucho más para Argentina y Brasil, donde del tercer al quinto ítems de exportación se concentra casi el 70/80% de las exportaciones, donde hay aceite, pellets, harina de soja, mientras que el 99% de las importaciones chinas son productos manufacturados y los 10 primeros items no tienen más del 10-15% del total de las importaciones.

La política del Gobierno frente a esto son las licencias no automáticas (LNA) y no mucho más.

En principio no. En política comercial es importante utilizar todos los mecanismos y en el marco de la OMC. En Argentina la mayor discrecionalidad no impidió que la penetración china fuera más importante que la de otros orígenes. Hay una serie de instrumentos, salvaguardas, LNA, normas y barreras técnicas, medioambientalese incluso dumping social que de alguna manera, pueden ayudar. Pero son elementos que permiten ganar tiempo porque básicamente ha y que tener una política externa es sólo defensiva, un eslabón de una política mucho más focalizada, como tener una macro estable, un tipo de cambio competitivo, una presión impositiva que no sea distorsiva. Luego, políticas sectoriales que ayuden al salto cualitativo o a la reconversión.

Un tema de los últimos años es el ingreso de inversiones chinas.

China es un fenómeno que llegó para quedarse, no es algo pasajero. La región, y en especial Argentina y Brasil, han estado descoordinadas en materia de generar políticas para poder enfrentar este nuevo hecho comercial, de inversiones, etcétera. Las importaciones chinas, por sus características tienden a generar un deterioro sobre las capacidades industriales pero también es cierto que hay gran parte de responsabilidad de los gobierno locales de no tener un entendemiento cabal del fenómeno y generar políticas eneste sentido.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés