Cambian las compras al contado para bajar precios

25-01-2017
Compartir

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el secretario de Comercio, Miguel Braun, anunciaron ayer una iniciativa que tiene por objetivo dotar de “transparencia” a la venta por cuotas y estimular la baja de los precios al contado entre 15% y 20%.

En una conferencia conjunta desde Casa de Gobierno, explicaron que la resolución que saldrá publicada hoy en el Boletín Oficial consistirá en que obligar a los comercios ?desde el primer día de febrero? a diferenciar el precio al contado de sus productos del valor de cada cuota que deban pagar los consumidores y explicitar el costo financiero total implícito en el financiamiento con cuotas.

Los alcances de la medida

De esta manera, argumentan, se evitará que los intereses de financiamiento se trasladen a quienes paguen al contado ?sea en efectivo, con tarjeta de débito o crédito en una sola cuota?, lo que dotará de “transparencia” al comercio y fomentará la competencia, lo que derivará en una rebaja de precios y del costo de financiamiento. “El esquema vigente hoy, en el cual hay cuotas que se anuncian sin interés pero que en realidad lo tienen pero no se diferencia del precio contado, hace que no haya transparencia de precios ni competencia y por lo tanto, los precios y el costo de financiamiento sean más altos”, diagnosticó Braun y contrapuso: “con esta medida, buscamos separar el precio de los productos del costo de financiamiento y generar competencia entre comercios y competencia entre financiadores, y creemos que de esa manera, van a bajar los dos”.

De todos modos, el Gobierno no intervendrá para asegurarse que los precios bajen, con lo cual los comercios podrían no reducir los valores finales de sus productos sin penalización alguna. “Nosotros no controlamos los precios, pero sí fijamos las pautas de competencia para que no haya abusos de posición dominante”, advirtió Cabrera.

Asimismo, a partir de que la medida entre en vigencia, los comercios no podrán publicitar la venta de sus productos en cuotas “sin interés”, como sucedía hasta ahora. Esto es así ya que, según los funcionarios, no existe tal cosa hoy en día sino que siempre existe un costo de financiamiento implícito. “Por una interpretación errada de la Ley de Tarjetas de Crédito, el comercio se había acostumbrado a decir que había cuotas sin interés y eso no es cierto; había cuotas con interés y muy alto, llegaban a 50%”, sostuvo Cabrera. “Hoy no hay cuotas sin interés. Hay cuotas con interés oculto”, ratificó Braun.

Los comercios que incurran en incumplimientos de los puntos contemplados en la resolución, podrán ser sujeto a una multa de hasta $ 5 millones, mientras que el organismo que se encargará tanto de hacer como recibir las denuncias pertinentes será la Defensa del Consumidor, según está estipulado en las leyes de Defensa del Consumidor y de Lealtad Comercial.

El contexto

Por otra parte, tanto Cabrera como Braun enmarcaron esta iniciativa en el augurado repunte que avizoran para la economía y el consumo durante este año, además de plantear que tendrá un efecto distributivo positivo. “El que paga al contado va a dejar de subsidiar el costo de financiamiento y por lo tanto, se va a ver beneficiado. En muchos casos, son consumidores que no tienen acceso al financiamiento, que tienen la tarjeta con excesivo endeudamiento y por lo tanto, esto tiene un impacto distributivo positivo”, dijo Braun. Además, se especificó que los planes Ahora 12 y Ahora 18 se mantendrán sin cambios luego de esta medida, aunque también en este caso deberán exhibir al cliente el costo financiero total, lo que “permitirá ver que el interés implícito que tienen los programas son de 10% y 15% ya que cuentan con un subsidio del Gobierno”, de acuerdo al secretario de Comercio. “La economía ya arrancó. Estamos acompañando con esta medida lo que va a ser el crecimiento del consumo a lo largo de este año”, dijo el funcionario.

Reacciones

Tras el anuncio, las primera reacción no tardó en llegar. La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) manifestó a través de un comunicado que “apoya” la medida, la cual consideró que “redundará en una mayor transparencia”. “La iniciativa otorga racionalidad al precio de venta y equipara la distorsión que se produce en el mercado por dicha situación”, manifestó y recordó que la institución ya venía denunciando los altos costos del sistema de tarjetas de crédito y débito.

Previo al anuncio, el subsecretario de Comercio Interior, Javier Tizado (h) y el director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, se habían reunido con las asociaciones de consumidores para adelantarles el contenido de la norma. “Las asociaciones tienen un importante rol por delante, que es colaborar en la educación financiera de los consumidores”, planteó Blanco Muiño.

Quienes son más reticentes a esta medida, en cambio, son los supermercados. No obstante, Braun matizó: “Para esta medida consultamos a todos los actores relevantes del mercado y hay que

entender que esto afecta más a comercios que venden bienes durables, no tanto a supermercados, que no venden tanto en cuotas. Pero desde ya, no todo el mundo está de acuerdo con esta medida, pero en el balance, creemos que es lo mejor y estamos convencidos de que van a bajar los precios”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés