Arranca una nueva etapa para el sinceramiento

02-01-2017
Compartir

Desde esta semana, los contribuyentes que ingresen al blanqueo pasarán a pagar una alícuota del 15% para los activos que superen los $ 800.000, excepto los inmuebles, que seguirán con un 5%.

Las opciones para evitar pagar el 15% es destinar los fondos no declarados para comprar determinados bonos o invertirlos en proyectos productivos mediante la suscripción de FCI, que cuando se apruebe la ley de mercado de capitales tendrán una fuerte desgravación de Ganancias.

El Gobierno anunció que el blanqueo de capitales alcanzó en la segunda etapa terminada en diciembre unos U$S 90.000 millones en activos declarados, que generó una recaudación impositiva por el pago del impuesto especial por unos $ 82.000 millones a través de 235.000 declaraciones juradas presentadas. En base a estos buenos números, varios especialistas estiman que el blanqueo cosechará un volumen de US$ 120.000 a 130.000 millones cuando termine el sinceramiento fiscal el 31 de marzo.

Según estiman, parte del dinero exteriorizado se volcará a bonos, plazos fijos y acciones que no estén alcanzados por Ganancias. Y esto generará un triple impacto: una mayor recaudación al ampliarse la base imponible, más desarrollo del mercado de capitales y un impulso de la economía real. Algunos tributaristas dicen también que habrá un efecto contagio, ya que quienes no se animaron a entrar hasta ahora podrían ser influidos por el “efecto manada”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés